LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
El bacalo
Bacalao con tomate
Merluza  en s. verde
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

Albóndigas con setas

 

Llega la Navidad y ya empezamos a pensar en las comilonas de estas fiestas. Yo no sé si es fruto de los últimos atentados en Paris, o de que este año me siento más imbuida del auténtico espíritu navideño que nunca, pero me apetece comer platos sencillos y tradicionales, en donde lo extraordinario lo va a poner el cariño con que prepararemos un consomé casero de los de antaño, unos huevos fritos con patatas, la comida favorita de tantos niños y mayores, y un pastel muy navideño cuya luz, fruto de quemar el brandy que rociaremos sobre el pudding, iluminará la cara de nuestros seres queridos en la decorada mesa de Navidad. Quizá porque quiero reproducir el genuino espíritu de la Navidad de antaño, este año más que nunca me resisto a cocinar platos caros porque  pienso que no hace falta tirar la casa por la ventana, y engullir esos langostinos que saben a plástico. Además, una y mil veces, me digo que no es necesario gastar dinero para comer bien, y hoy voy a demostraros que podemos hacer platos vistosos y hasta festivos por módicas cantidades.

 

 

 

 

Uno de los platos que hoy os ofrezco son "las albóndigas de pollo con setas". Todos los que regularmente vayáis a hacer la compra, me confirmaréis que el pollo está baratísimo (de 1.80 a 2 euros) el kilo de muslos y contramuslos; con lo cual si sumamos los otros ingredientes que necesitaremos vamos a preparar unas estupendas y vistosas albóndigas por no más de 2 euros la ración. Necesitaremos, además del pollo, 1 o 2 paquetes de setas congeladas variadas, que podéis adquirir por 1.60 euros el paquete (Mercadona); 1 o 2 cebollas y ajos, 2 o 3 zanahorias, medio paquete de guisantes congelados (estos debéis comprarlos de garantía porque si no corréis el riesgo de que se conviertan en perdigones); un pimiento verde y mucho perejil; e imprescindible brandy para adobar la carne picada y una vino ajerezado para la salsa (estos vinos tienen variedades muy baratas que son estupendas para cocinar). Calculando lo incalculable, todo os puede salir por unos 10 a 12 euros en total, lo que significa que por menos de 2 euros por persona, vais a disfrutar de un magnífico plato de pollo,  de aquellos de los que en los años 50 (cuando el pollo era el "no va más" de las carnes) se servía como un auténtico lujo. Si encima lo acompañáis de un puré de patata natural, que siempre es tan celebrado por todos los comensales, o un arroz blanco suelto y sabroso, el desiratum está servido.

 

 

 

 

Como todo lo bueno, este plato, sin embargo, tiene un requisito sin el cual el resultado no será el mismo: debéis cocinarlo con mucho amor y mimo, y servirlo en la mejor vajilla, cubertería y cristalería, y por supuesto, haberos leído "la Canción de Navidad" de mi adorado Dickens, que nos trasmitirá  que,  a pesarde todos los sinsabores de la vida, ésta siempre merece la pena. Después de esto, os aseguro que os asombraréis del rotundo éxito de este plato; sin duda, la magia de la Navidad y el riquísimo sabor de estas entrañables albóndigas obrarán el resto del milagro, y al final no lo cambiaríais por el mejor plato de angulas, cigalas o chateubriand.

 

  

 

Ingredientes:

 

 


Esta receta están concebida para 6 u 8 comensales

Preparación de la carne:

2 kilos o 2 y 1/2 de mulos y contramuslos picados por vuestro carnicero

perejil picado en abundancia

dos dientes de ajo machacados

dos huevos

dos o tres cucharadas de pan rallado, también podéis utilizar pan fresco como media taza

sal y pimienta

media taza de guisantes

un copa de brandy o de Pedro Ximénez

pan rallado para rebozar

opcional: 100 gr. de jamón serrano también picado (yo no se lo he echado)


Salsa:

2 cebollas o cebolletas

4 o 4 dientes de ajo laminados

2 zanahorias

una vaso de Pedro Ximénez o equivalente

1 o 2 paquetes de setas variadas congeladas (las de mercadona son muy buenas)

y vaso de agua de caldo de puchero, o caldo de carne de tetrabick

Opcional: Pimiento verde.

OBLIGADO: un sobre de azafrán molido o media cajita pequeña de azafrán en hebra:

 

 

 

Elaboración:

 

1. Mezcláis bien todos los ingredientes para preparar la carne y los dejáis macerar unas horas o desde el día anterior. Para ver la forma de mezclar los ingredientes os remito a este enlace, donde tenéis otras albóndigas de carne:

 

 

 


2. Hacéis las albóndigas del tamaño que más os gusten y las rebozáis de pan rallado:


 



3. Ponéis una sartén pequeña con aceite que la cubra hasta la mitad. Yo las hago en tandas, pero podéis freírlas en una sartén grande (la verdad es mi criterio es puramente económico porque el aceite está por las nubes). También podéis hacerlas en freidora pero el aceite se estropeará. Las vais retirando  a una fuente hasta que tengáis la salsa preparada:


 


4. Hacéis el clásico sofrito: cebolla picada, ajo laminado y pimiento verde cortado fino: 

 


5. Cuando esté todo pochado, lo pasais a una rustidera (cazuela plana) y le agregáis las albóndigas y el sofrito;  y después el vaso de agua de vino y el vaso de caldo:


 


 

 

 


6. Si veis que tiene poco caldo, le agregáis más y lo coceréis durante al menos media hora; muy despacito. Finalmente, volcáis las setas, que cocerán en unos diez minutos y los guisantes los dejáis para el final de todo porque con 5 minutos tienen bastante:  


 

 

7. Y éste es el bonito resultado de este plato tan económico y entrañable, que en cuanto le echéis el ojo, os trasportará a momentos felices de vuestra niñez:

 

 

 

 

Os dejo los enlaces del puré de patata y el arroz blanco.

 

 

BON APPÉTIT AND GOOD LUCK!!!!!

 

 

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1