LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
El bacalo
Bacalao con tomate
Merluza  en s. verde
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

Arroz con bacalao, acelgas y garbanzos

 

 

Cuando llega el otoño y empezamos a sentir el cambio de estación,  no queda más remedio que empezar a pensar en platos que se adecuen más al periodo otoñal. No suele ser fácil y solemos quejarnos con el consabido "no se me ocurre nada que comer mañana". Esta frase suele ser el presagio de nuevos platos, que amplian nuestro recetario: en mi caso, unas veces tiro de recetas tradicionales y hago algumnos cambios, o me lanzo a combinaciones rompedoras, no siempre exitosas. En esta ocasión se me ha ocurrido preparar algo muy popular: imaginemos un potaje de vigilia, claramente inadecuado para esta época del año,  transformado en una paella, y acompañado por una estupenda ensalada de otoño. Esto es lo que voy a cocinar como novedad en este comienzo de temporada, que además es un plato barato, lo que se agradece en un mes donde los gastos se multiplican, sobre todo, en las familias con niños o nietos.

 

Quisiera hacer una advertencia sobre la paella: yo no suele llamar al arroz seco "paella", aunque su receta podría considerarse idéntica; la razón es que tengo tanto respeto por la paella (y los gallegos la hacemos tan mal), que prefiero curarme en salud con el modesto "arroz con... ".  Esto viene a cuento porque durante años cuando hacía "paella", y le preguntaba a mi marido, cuya procedencia es levantina, lo qué le parecía, su contestación era siempre "este arroz está buenísimo pero no es paella" (es importante subrayar que mi cónyuge es muy poco, o nada, exigente con la comida). Por eso, lo de aprender a hacer una buena paella ha sido casi una cuestión de honrilla, y después de años hoy puedo confesar que mis paellas son bastante decentes. 

  

 

 

 

Ingredientes:

 

 

 

 

  

 

una vaso o un jarrillo de arroz


 

 El doble de agua

 

250 g. de bacalao en trozos o desmigado


una bolsa de acelgas ya limpias o preparadas, o 250 g. de acelgas 


un dl. de aceite para el sofrito

 

un tomate pelado cortado a trocitos


un bote pequeño de garbanzos


dos o tres dientes de ajo

 

un pimiento verde (no está en la foto)


caldo de cocer alguna verdura o pescado, o un cubito


aceite para la paellera

 

un sobrecito o unas hebras de azafrán

 

Elaboración: 

 

1. Se hace un sofrito con el ajo y el tomate cortado  a trocitos, y enseguida le añadís el pimiento verde:

 

 


 




 

 

 

 

 2. Una vez todo pochado, le agregáis el bacalao y  lo revolvéis:

 

 

 

3. El siguiente ingrediente son las espinacas que mezcláis con lo anterior, y una vez rehogadas ya podéis añadir el agua; cuidad de que sea el doble del volumen del arroz (en este caso dos vasos colmados). Se revuelve todo y se cuece  unos 15 minutos. Esta primera parte es importantísima porque es lo que constituye el caldo del arroz y si el caldo está sabroso, cualquier arroz estará bueno.



 

 

 

 

 

4. Ahora vamos  a la segunda parte: la paellera. Lo primero es poner el aceite en ella de tal manera que justo lo cubra y cuando esté bien caliente agregáis el arroz y lo revolvéis bien (esto es muy importante porque hará que el arroz salga suelto). En la foto se ve muy bien cómo tiene que quedar el arroz: burbujeante en el aceite que le habéis puesto. Cuanto más grande sea la paellera y más fina la paella, mejor os saldrá el arroz. 




 5.  Lo siguiente es añadirle lo que hay en la cazuela. Se dice que el secreto de la paella es que tenga un caldo muy sabrosos, por tanto antes de nada, la mezcla de la cazuela hay que probarla y salpimentarla con sal.  Ya podéis mezclarlo todo bien y prepararlo para cocer. Al comienzo el fuego debe estar muy caliente hasta que empieza a hervir, y luego lo bajáis pero no puede dejar de hervir aunque sea muy bajito, y así durante 15 minutos. Finalmente lo apagáis y dejas reposar otros 10 minutos 
 


6. Ahora lo tapáis y que cuece durante 15 minutos, no más en un fuego bajito pero con la mezcla siempre hirviendo; finalmente, se apaga y se deja reposar otros 10 minutos, si al apagarlo os ha quedado un poco de líquido no os preocupéis porque durante el reposo se absorberá todo:

 

 

 

 


 


7. Y ahí tenéis la paella que, aunque no contiene gambones gigantes, sino ingredientes mucho menos glamurosos, tiene una pinta muy apetitosa:

 


 

 



8.  En el plato veis cómo el arroz está suelto y seco, a pesar de que las vitrocerámicas  no son lo mejor para cocer una buena paella.  


 

 

 

BON APPÉTIT AND GOOD LUCK!!!!!!!!!!!

 

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1