LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
El bacalo
Bacalao con tomate
Merluza  en s. verde
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

 

 

 

Bacalao con tomate, pasas y piñones:

una receta de crisis para la Navidad del 2013

 

 

Este año he decidido preparar una receta estrella para la crisis. Yo no sé si la situación económica está mejorando, parece que hay indicadores que así lo apuntan, pero personalmente conozco mucha gente que lo está pasando muy mal, y lo peor es que para el@s las perspectivas no parecen nada halagüeñas. Aunque yo nunca he sido de la opinión de organizar orgías culinarias en tiempos navideños; por el contrario, creo que me he jactado de cocinar platos que no han pasado de un cierto presupuesto siempre modesto, pienso que tiene que resultar muy penoso cambiar hábitos que venías manteniendo durante años. Ponerse a economía de guerra resulta hasta divertido siempre que no se deba a una necesidad apremiante y real, pero cuando lo dicta la cruda realidad debe de ser extremadamente duro.

 

He jugado con diferentes alternativas para conseguir un plato festivo de un mínimo coste,  y al final me he decantado por unas ventrescas de bacalao congelado que valen a siete euros el kilo. El bacalao siempre es una buen idea, contando con que os guste. Este producto es de la marca  ICELANDIC SEAFOOD de gran calidad (que comercializa el bacalao salado y el congelado), su carne un magnífica textura, olor, sabor y color, y necesitan una chispa de descongelación, lo cual supone que no está totalmente desalado e insípido; otra ventaja es que no lleva espinas; yo tengo la impresión de que una gran mayoría de bacalao que se vende como fresco en las pescaderías es este bacalao, descongelado por el pescadero. Estas ventrescas me parecen francamente sabrosas y si las cocinamos con un poco de cariño y creatividad, os aseguro un éxito seguro y nadie  notará en absoluto que es descongelado. También podéis optar por los lomos que son claramente más caros. La foto de abajo os muestra las ventrescas que hoy cocino con un punto de grosor ideal para esta receta, y yo he pagado tres euros y pico por las cuatro.

 

 

 

 

 

 

 

 Ingredientes:

 

 

 

 

cuatro ventrescas como para dos personas

cuatro cebollas pequeñas o dos cebollas normales

5 tomates de pera maduros

dos pimientos pequeños o un pimiento morrón

25 o 50 g. de piñones 

50 g. de pasas de corinto (sin pepitas)

un vino dulce, a mí me gusta el oporto que es el típico de esta receta, pero os serviría cualquier málaga

aceite para sofreír

un cubito opcional


En total y tirando por alto no me he gastado más de 8 EUROS.


 

Elaboración:



1. Poner el bacalao en agua durante dos horas porque, aunque  supuestamente no hay que desalarlo,  tiene un cierto punto de sal. Si os gusta el bacalao muy sabroso podéis eliminar esta operación. A continuación, lo rebozamos con harina y lo freímos  con muy poquito aceite:


 

 




 


 2. Una vez frito y doradito lo separamos hasta que la salsa está hecha:


 

 

 

 

3. Pasamos ahora a hacer la salsa. Cortamos la cebolla en rodajas no demasiado finas y pelamos el tomate y lo cortamos en trozos como para salsa de tomate. Echamos la cebolla en una sartén o cazuela baja y la pochamos antes de volcarle el tomate:


 

 


 4. Una vez que la cebolla está un poco dorada, le añadimos el tomate y el pimiento morrón y lo revolvemos todo con el fuego bien caliente durante unos 5 o 10 minutos. Le ponéis una cucharadita de sal o un cubito:

 


 

  


5. Ahora lo tapamos y lo dejamos hirviendo con una tapadera y a fuego mínimo pero que hierva; esta operación puede durar 30 o 40 minutos: 



 

 



6. Lo miráis y en ese tiempo estará prácticamente cocido.



 


7.  Todo lo que haremos a continuación, va destinado a cocinar este bacalao como si fuera para un plato de cinco estrellas. Le agregáis el vino y que siga cociendo, ahora subís la temperatura hasta que el vino se consuma:

 

 


 

 


8. En este momento, agregáis dos o tres cucharadas de tomate frito (siempre uso APIS) y lo revuelvo con lo anterior, le dará una melosidad  ala salsa increíble:


 


9.  Finalmente, agrego las pasas y los piñones que cuezan otros 5 u 8 minutos y lo podéis apagar.  Comprobar el punto de sal y rectificar.


 

 



 Ahí lo tenéis con una salsa bien trabada, los pimientos, los piñones y las pasas asomando:  definitivamente, no tiene que envidiar a una pularda o un pavo relleno.  Realmente es un plato de todas las estrellas del mundo.

 

 

 

Pero como dicen que en tiempos de crisis hay que ser creativos, vamos a platearlo (una verbo que odio) y presentarlo como si estuviéramos en uno de esos restaurantes que cobran 35 euros por el plato de bacalao.

 

Este plato está dedicado a tod@ los que en estos momentos difíciles lo están pasando mal. Os deseo Feliz Navidad y toda la suerte del mundo para el 2014. 

 

 


 

 

 

 

 

 

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1