LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Ensalada de Puglia
Repollo/langostino
Judías verdes
Ensalada de judias
Judías/surinni
Judías con melocotón
Ensalada de otoño
Pastel verduras
Alcachofas con jamón
Alcachofas&jamón (2)
C. de espárrago
Esparragos/alcaparra
Ensalada de repollo
Judias verdes
Habas granadinas
Hervido y ensalada
Romanesco & bechamel
Lombarda navideña
Ensaladilla rusa
Flores de alcachofa
R. grelos/langostino
Menestra
Calabacines rellenos
Escalibada
Lasagna de berenjena
E. lechuga y tomate
E. escarola/granadas
Patatas asadas ingle
C. Bruselas/castañas
Bolitas puré patata
Champiñones rellenos
Pastel de puerros
Habitas con jamón
Espárragos&holandesa
Homenaje acelgas (7)
San Jacobo acelgas
Ensalada Coleslaw
Cebolla caramelizada
Ensalada lujosa
Ensalada Waldorf
Alcachofas romana
Alcachofas "giudia"
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

 

 

 

Bolas de puré de patata

 


De niña, éste era sin duda uno de mis acompañamiento favoritos para carnes e incluso pescados. Era una receta de mi casa, cuya autoría sólo podría atribuir a mi propia madre. No sé si se hacía sólo en Galicia o también en otras regiones españolas. Supongo que la razón para mi gusto desmedido por este plato era, por un lado, lo infrecuente de su preparación (la verdad es que lleva un rato para una simple guarnición) y, por otra parte,  que a los niños, al igual que con la bechamel, les encantan los alimentos blandos y si son empachosos mejor. Yo como no era nada aficionada a la carne, siempre le pedía a mi muchacha que me los pusiera con huevos fritos y entonces era ya un plato solo equiparable  a los huevos encapotados.



1. Un puré de patata, al que sólo condimentaréis con una yema de huevo y sazonaréis con sal y pimienta. El puré debe estar lo más duro posible y, por eso, no va aligerado con ningún líquido:


 


2. En su preparación, formaréis unas bolas que pasaréis por harina y clara batida que os habrá sobrado del huevo que freiréis en abundante aceite muy caliente en sartén o freidora (yo lo he hecho en ésta última):


 



 



 


 

3. Y ahí tenéis las bolitas de puré que serán muy idóneas para acompañar cualquier salsa suntuosa:

 

 

 

 

BON APPÉTTIT AND GOOD LUCK!!!!!!

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1