LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
INFORMACIÓN NUEVA
Recetas alfabéticas
Inicio
Mis recetas
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
C. moruna: pastela
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Foro
Contacto

 

 

 

 

Crema de calabacín, guisantes secos y puerros

 

 

 

 

 

Esta  crema de calabacín,  a la que añadimos  guisantes secos es mucho mejor la que lleva sólo calabacín y queso. La incorporación del guisante le da una textura mucho mejor, más crujiente, y un sabor mucho más intenso, como si llevara alguna especia. El puerro sirve, en lugar de la cebolla, para absorber el aceite y darle una cierta melosidad al puré junto con el magnífico aroma del aceite de oliva.

 

Es curioso que los guisantes secos y pelados que se utilizaban tanto en la posguerra (con un cuarto de guisantes se hacía sopa para 10 personas), hayan desaparecido casi totalmente de nuestra cocina; y creo que es un error porque están sabrosísimos; en Portugal lo siguen usando mucho. Hay varias razones para que apreciamos este ingrediente:

 

1. Lo barato que resultan: cuestan algo así como 3 euros el kilo y con 100 gr te da para mucho. Esta crema apenas cuesta tres euros y da de comer de 8 a 10 personas.


2. La cantidad de proteínas que tienen las legumbres.

 

3. Los guisantes en puré eran un plato típico para los que padecían de gastritis o úlceras.

 

Yo tengo que confesar que cada vez siento más aprecio por las legumbres si no las cocinamos con pringue o grasa.




 

 

Ingredientes:

 

 

 

 

 

 

 

 



1. 3 calabacines grandes


2. 1 puerro grande o dos pequeños

 

3. 75 gr. de guisantes secos y sin piel  (en la foto, delante de todo)

 4. 1 litro y medio de agua

 

5. 1/2  dl. de aceite de oliva virgen

 

6. un cubito de carne

 

7. sal a gusto

 

8. pimienta, si os gusta

 

9. pipas de girasol fritas (es opcional pero creo que son una magnífica idea, no sólo por lo que gana el plato en apariencia sino por el saborcito salado y crujiente de las pipas.

 

 

 

 

Observaciones sobre los ingredientes:

 

Los ingredientes de esta receta son muy simples, a excepción del guisante seco y sin piel que ya se encuentra en casi todos los supermercados o los buenos ultramarinos. Yo los suelo comprar a granel y me cuesta medio kilo 1,5 euros.

 

 

 

 

 

Las pipas fritas podéis comprarlas en cualquier tienda de frutos secos, yo lo hice en Mercadona y me costó un paquete 60 céntimos.


 

Continuar
Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1