LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
Postres
Natillas
Torta de almendra
Leche frita
Tarta de Mondoñedo
Pastisset boniato
Roscón de reyes
Lionesas crema
Lionesas trufa
Marron glacé
Tarta florentina
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

 

 

 

                           Crema catalana con manzana

 


Esta crema catalana no es más que la natilla clásica quemada con un fondo de manzana asada en puré. A las personas que les gusta la manzana encontrarán muy agradable la combinación de esta crema quemada con el toque intenso de una sabrosa manzana.


Yo no me canso de hacer pasteles y tartas de manzana de todo tipo, y soy una verdadera fanática de esta fruta, tanto para postres como para usar en platos salados. Estoy segura que si tuviera que escoger un solo ingrediente para la repostería, no dudaría en elegir la manzana. En este sentido comparto con Cézanne la fascinación por esta fruta, lo que en el caso del pintor francés le llevó a pintar innumerables bodegones de manzanas, incluso el mismo confesó que quería "asombrar París con una manzana". 

 

 

 

 

 

 Ingredientes:

 

 

 

5  manzanas  royal gala o fuji, o cualquier manzana de sabor intenso

 

una cucharada rasa  de azúcar por manzana

 

una cucharada rasa de agua por manzana

 

Para la natilla, ir a la sección de natillas y hacer la mitad de la receta.

 

 

Elaboración: 

 

 

 1. Hacer una natilla como la que tenéis aquí, podéis poner la mitad o la cantidad completa. 

 

 

 

 

2. Ponéis las manzanas en el microondas para asar, habiendo extraído el corazón (yo tengo un utensilio para hacer manzanas asadas que les quitan este el centro, pero podéis hacerlo con un cuchillo); las colocaís en una fuente de microondas y les agregáis una cuchara rasa de azúcar por manzana en el agujero que habéis hecho, y otra cucharada rasa de agua en la fuente.  

 

 

 

 

 

3. Cuando están cocidas, las peláis y la hacéis en puré, aplastando con un tenedor la pulpa de la manzana y el líquido acaramelado que sueltan:

 

 

 

 

4. Ahora las colocáis en la fuente donde las vayáis a servir:

 

 

 


5. Y cubrís la manzana con la natilla:

 

 

 

 

 

6. La espolvoreáis generosamente con azúcar glas para poder quemarlas:

 

 

 


 

7. El quemador puede ser de gas, eléctrico o un quemador que calentáis en el butano. Yo como tengo vitrocerámica me he tenido que comprar uno eléctrico (31 euros) y me va muy bien:



 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Terminamos con otro maravilloso bodegón de Cézanne:

 

  

 

 

 

BON APPÉTIT  AND GOOD LUCK!!!!!!!!

Continuar
Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1