LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Pastas del Consejo
Scones
Galletas M. Moliner
Galletas de avellana
Galletas de jengibre
Galletas chocolate
Galletas chocolate 2
Cake chocolate
Helados
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

 

 

 Cake de chocolate con mandarina

 

 

¿Te gusta comer chocolate? Pocas palabras evocan más entusiasmo e incluso más recuerdos que el chocolate. Creo que el chocolate no es sólo un elixir de la felicidad sino que los daños colaterales, que durante tantos años se le atribuyeron, han dado paso a innumerables beneficios para la salud física y mental. Internet está lleno de páginas sobre las ventajas de comer regularmente una cantidad moderada de chocolate, cogiendo una de ellas al azar, nos encontraríamos con los siguientes beneficios: disminuye el riesgo de sufrir un accidente vascular, fortalece el corazón, colabora  a la sensación de saciedad, combate la diabetes, protege la piel, calma la tos, levanta el ánimo, mejora la circulación sanguínea, mejora la visión y hasta te hace más inteligente.

 

 

 

 

También se dice que otra consecuencia del chocolate es la cantidad de asociaciones emocionales que suscita y que pueden estar en la base de recuerdos y evocaciones muy lejanas. Hoy pienso que en mi caso no fue la magdalena proustiana la que desencadenó mis asociaciones sino más bien el chocolate; aquella frase que escribí hace cinco años y, que a mí misma me pasó desapercibida, sobre "el característico aroma del chocolate" de la casa de mi bisabuela, fue el desencadenante que me hizo revivir innumerables recuerdos de mi niñez, que he ido desgranando a través de estas páginas; de la misma manera que para Marcel Proust el elixir de la memoria podría haber sido una magdalena pequeña (supongo que cada cultura o cada persona, tiene su particular objeto evocador). En el primer volumen de À la recherche du temps perdu, publicado hace más 100 años, "El Camino de Swann ", se cuenta que fue la magdalena, mojado en té, lo que le hizo experimentar  "un exquisito placer" y "todopoderosa alegría" que, en principio, no sabía de dónde provenía, hasta que se dio cuenta de aquel "sabor correspondía al "pequeño pedazo de magdalena que en las mañanas de domingo en Combray ... tomaba cuando iba a darle los buenos días a su tía Léonie". Y es a partir de aquí cuando se produce en él una avalancha de emociones, que excavando en su interior empiezan a revelar los acontecimientos lejanos que había detrás de su existencia.

 

 

 

 

 

Y cuando hoy pretendía describir la quintaesencia del pastel de chocolate, como también lo he hecho con el de manzana, me acuerdo  de la importancia que tuve para mí aquel chocolate mañanero, con su sabor y olor inconfundible, y que me llevó a rastrear las claves de la primera etapa de mi vida. 

 

 

 

 

Sin duda, por este inconsciente deseo de atrapar aquel chocolate,  creo que siempre he estado a la búsqueda de un pastel de chocolate; un pastel de chocolate sin pretensiones, lo suficientemente versátil para poder servirlo tanto en una merienda cotidiana como en una tarta de cumpleaños, y hasta en tartas tan extraordinarias como la famosa tarta vienesa: sachertorte. Yo buscaba, además, un pastel fácil (¡vamos que lo hiciera en un santiamén!), no empachoso, pero jugoso por dentro (cosa difícil de conseguir), y ya el desiderátum sería que tuviera un toque aromático. Y mira por donde, este pastel lo he encontrado en Jul's kitchen, esa cocinera anglotoscana, bastante desconocida, cuyos sabores naturales y caseros me fascinan. Ese pastel de chocolate sólo lleva 3 huevos, una pequeña cantidad de aceite de oliva, mitad harina, mitad almendra molida, azúcar morena, y va aromatizado por la cáscara y el jugo de la mandarina.  

 

 

 

 

 

Lo he hecho, lo he probado y me he dicho a mí misma. ESTE ES MI PASTEL DE CHOCOLATE: mitad bizcocho suave y ligero, mitad cake jugoso y con una  corteza  fina y crujiente, y con un toque de mandarina, que lo hace exquisito.  Encima se puede servir con una capa de azúcar en polvo que le da un aspecto casi rústico.

 

 

Ingredientes:

 

  

 

 

 

3 huevos, a temperatura ambiente
120 gr. de azúcar de caña (yo puse mitad caña, mitad blanca)
120 gr. 50% de chocolate negro
50 gr. de aceite de oliva virgen extra
el jugo y la ralladura de 2 mandarinas, o el jugo y ralladura de una naranja grande
100 gr.  de harina de almendra
100 gr. de harina de trigo integral
8 gr. (2 ½ cucharaditas) de polvo para hornear
1 pizca de sal

azúcar glas para servir

Elaboración:

 
 

1. Bate los huevos con el azúcar de caña hasta que la mezcla esté suave y pálida.

 

 

 

 

 

 2. Ralla la piel de la mandarina y exprime el zumo:

 

 

 

 

 

 

 

3. Funde el chocolate al baño maría o en el microondas  y agrega el aceite extra virgen de oliva, el zumo de clementina y la cáscara finamente rallada.

 

 

 

 

 

 


    

 

4. Combine los huevos bien batidos con el azúcar, la mezcla del chocolate, la naranja y mezcla bien:

 

 

 

 

 

5. Tamizar la harina de almendras con la harina integral de trigo, la levadura y una pizca de sal y agrega a la mezcla anterior suavemente.

 

 

 


  6.  Forra un molde redondo de 20 cm. con papel de silicona o de horno,  y engrásalo con aceite o mantequilla.

 

 

 

 


   

7.  Con el horno precalentado a  180º, metes el molde en el horno y horneas durante unos 25 minutos hasta que se cueza, debe estar casi crujiente en la superficie y jugoso por dentro.

 

 


    

8. Deje enfriar completamente antes de colocarlo en una fuente y ponerle el azúcar glas para servir.

 

 

 

9. Aquí lo tenéis ya cortado y podréis apreciar lo ligero y jugoso de su interior. Poder servirlo solo o con una mermelada o nata. Yo lo acompañé con un puré de boniato, que combina de maravilla.

 

 

 

 

 

 

 

BON CHOCOLATE AND GOOD LUCK!!!!!!!!

 

 

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1