LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Recetas suntuosas
Tournedó Rossini
Roastbeef
Yorshire pudding
Risotto con vieiras
Solomillo plancha
Solomillo/champiñone
Solom/s. holandesa
Solomillo/champiñón
Solomillo primavera
Solomillo/champiñón
Solomillo Wellington
Pollo con gambas
Solomillo c./dátiles
Redondo/s. naranja
Chateaubriand/bearne
Lubina al horno
Rodaballo al horno
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

 

 

Corvina al horno con patatas panaderas

 

 

 Una de las recetas que voy a presentaros para estas Navidad es "la corvina al horno con patatas panaderas".  La receta en sí es un clásico de cualquier pescado al horno, pero quizá lo novedoso, en este caso, es incluirla dentro del apartado de Recetas Suntuosas, ya que si nos atenemos al módico precio de este pescado muy bien podría entrar en las de crisis; pero como ya he subrayado anteriormente una receta suntuosa no tiene que ver con el coste sino más bien con la elección del producto y la forma de elaborarlo. La corvina es un pescado blanco económico, con tamaños que van desde los 2 a los 5 kg.; y podría compararse a la lubina salvaje, con espinas grandes, que son fáciles de quitar, y con una carne muy apreciada por su tersura y excelente sabor. La receta que voy a ofreceros es una magnífico lomo abierto y sin espinas, que hará un magnífico plato festivo para estas fiestas y sus patatas panaderas le darán ese sabor tradicional casi olvidado. 

 

 

 

 

 

 

 

Ingredientes:

 

Para 4 personas:

 

 

 

 

Esta era una corvina grande de al menos 4 kilos; el pesacdero me cortó  un lomo de 1 k. y 300 gr. de la parte de arriba, con un grosor de casi tres dedos.  Este trozo lo dejé con una ajo majado hasta el momento de ponerlo en el horno.

 

2 o 3 cebolletas, o 10 cebolletas pequeñitas

3 dientes de ajo

1 pimiento verde

1 dl. de aceite de oliva virgen

una rama de perejil

3 o 4 patatas, o las que queráis

pimienta blanca

un vaso (de vino) de vino blanco 

medio vaso (de vino) de agua

 

Elaboración:

 

1. Se adoba el pescado con dos dientes de ajo triturados y se deja un rato:

 

 

 

 

 

2. Se pelan las patatas y se cortan en rodajas finas y también se corta  la cebolleta (o cebolla)  en  juliana, dos dientes de ajo en láminas finas y el pimiento en trocitos:

 

 

 

 

3.  Se  unta una fuente de horno con aceite y se colocan primero las patas y luego la cebolleta el diente de ajo en láminas y el pimiento en trocitos. Se le añade un vaso de vino por encima y la mitad del agua y se pone a un horno de 190 unos 30 minutos (dependerá de la dureza de la patata). 

 

 

 

 

4. Una vez que la patata esté casi cocida, le ponéis el pescado con la piel hacia afuera para que no sé seque.   A lo largo de la cocción debéis echar lo que os quedo del agua, y si os parece que ha salido un poco seco podréis agregar otro medio vaso de agua junto con el vino. 

 

 

 

 

 

 

 

 5. Este trozo era muy gordo y necesitó una media hora, normalmente se calcula 30 minutos por kilo, pero eso no siempre es exacto, así que lo mejor es darle la vuelta y con un tenedor o un cuchillo se ve el punto de cocción.  Lo he puesto en una fuente y si no estuviera lo retornaría al horno, pero está en su punto justo.

 

 

 

 

6. El pescado está y lo mismo las patatas panaderas que con el pescado se han churrascado un poco y estarán estupendas. 


 

 

 

 

7. Vamos  ahora  a platear: colocamos un trozo de pescado con las patatas.  Realmente como ha salido del horno está maravilloso, pero si en vuestra casa son de salsa, procederemos a elaborar una con el fumet de pescado que hemos hecho con parte de la quijada del pesado y parte de la cabeza que nos incluyó el pescadero:




 

 


8. Por mucho líquido que le echéis  las patatas se lo beberá todo, así que lo mejor es hacer una salsa rápida con media cebolla pochada, un diente de ajo, y una taza de caldo (fumet) que he hecho con la parte de la quijada que me dieron, y también le pondré una zanahoria de este caldo, y un cucharada de brandy, jerez u oporto. Procederemos así:



 

 

 

9. Una vez pochada la cebolla y el ajo, incorporamos una cucharada de harina y revolvemos bien; no se hará grumos, porque la harina con la grasa o el aceite no corre el peligro de la bechamel, vamos echando el caldo poco  a poco, como una taza, y cuando se espesa, incorporamos el alcohol y una vuelta más y ya está:


 



10.  Y ahí tenéis la salsa con el maravilloso fumet del pescado para ponerle a este otro trozo:


 

 






Fumet de pescado: Siempre que compréis un trozo de pescado, si os dan la cabeza o alguna otra parte, no tenéis más que poner a hervir agua con media cebolla, un ajo, un trocito de pimiento verde, perejil, zanahoria, apio, etc,  un poquito de azafrán (medio o cuarto sobre), pimienta y un cubito. Lo dejáis una media hora o 40 minutos y lo podéis utilizar para una sopa, un risotto,  una salsa, etc. 

 

BON APPÉTIT AND GOOD LUCK!!!!!!!

 

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1