LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Lacón con grelos
Empanada de bonito
Mi abuela
Merluza a la gallega
Empanada de maíz
Cocido madrileño
Empanada de navajas
Empanada de bacalao
Merluza a la gallega
Navajas
Fabes con almejas
Empanada fácil
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

 

 

 

Empanada de pollo fácil para principiantes

 

 

Llega el Carnaval y mucha gente que sigue esta web todavía no se ha decidido a preparar una empanada. Desde el comienzo de esta aventura culinaria no he parado de hacer empanadas de todo tipo, ya que como gallega es mi plato favorito; al principio las hacía sólo de masa de pan que, según mi madre, son las auténticas empanadas gallegas pero desde hace ya casi un año las elabora también de una masa hojaldrada que es muy fácil y que he descubierto casualmente en una receta menorquina, donde se hacen magníficas empanadas, de las cuales la más famosa es la de guisantes, y además con la misma masa se preparan unos exquisitos pastelitos redondos dulces o salados, que se conocen como "panades de pésols".

 

 

 

 

Actualmente en Galicia hay una gran variedad de masas, pero la gran diferencia entre ellas depende de que estemos en la Galicia  interior, en donde la masa es prioritariamente de pan y se rellena de  "raxo" (lomo de cerdo"), "zorza" (masa de chorizos), conejo, pichones, pollo, o bacalao con pasas en tiempo de  Cuaresma; y la que se hace en la Galicia mariñeira, más hojaldrada o gramada, y cuyo amoado preferido son los productos del mar: "chouvas" (sardinitas pequeñas), vieras, congrio, navajas, anduriñas o bonito.  En cuanto al "amoado" (relleno), también hay una gran diversidad; a mí me gusta de lomo, bacalao con pasas, bonito con tomate, o pollo, y en este orden; si me siento muy rumbosa me decido por una de vieiras que es sin duda la empanada más costosa. En mi casa se hacía de navajas recién cogidas de la ría, que mi querida D. extraía con un sachito del tesón de la ría (una especie de duna que se produce cuando la marea está baja) y donde las navajas tienen su morada. Y ésta es para mí el súmmum de las empanadas.

 

 

 

 

Me da mucha pena que siendo la empanada una de mis mejores platos no aprovechéis mi experiencia  para hacer una empanada como Dios manda, ya que es un plato  barato y ¡tan versátil que se puede rellenar de casi todo!, desde unas modestas sardinas a unas suntuosas vierais, y además os será utilísima para aprovechar sobrantes. Sé que hay muchas personas que han aprendido a hacer mi maravillosa empanada de  pan y están muy satisfech@s de ello, pero también me consta que muchos principiantes la encuentran complicada y no se deciden a elaborarla.¡Imperdonable!

 

 


 

Ante esto, he decidido ofreceros una  masa, sencilla y hojaldrada, que hoy voy a intentar explicarla de la forma más didáctica posible. He escogido un relleno de pollo porque además de barato es muy popular en Galicia para todo tipo de celebraciones y podéis utilizar desde restos de pollo cocido, guisado o pollo asado comprado, o si preferís trocitos de pollos fresco que cocéis en el "amoado" (relleno). El truco de esta empanada es utilizar la cerveza como levadura y aceite de girasol como única materia grasa; y estos dos ingredientes  producen una masa hojaldrada, nada grasienta y riquísima.

 

Vamos a empezar por el "amoado" o  relleno y,  a continuación, procuraré explicar e ilustrar la forma de hacer la masa.

 

 

 

 Elaboración del amoado:

 

 Se conoce como "amoado" al relleno de la empanada, es decr ese guiso que hacemos con la cebolla, el ajo, el perejil, el vino, pimientos morrones, o lo que queráis, ya que la empanada como la paella admite cualquier ingrediente. Ya  pochado lo anterior se le agrega lo que queráis: bonito, pollo, lomo, navajas, anduriñas, etc. y si sois gente criada en Galicia ya sabéis que comienza el tiempo de la lamprea, la reina de las empanadas. La empanada requiere azafrán y como se dice en Galicia: "debe ir bien azafranada", así que os aconsejo que le pongáis uno o dos sobres al gusi.. En cuanto al aceite, el dicho es  "la empanada pide aceite, y la tierra agua". Yo creo que con 1 1/2 dl os saldrá muy jugosa. Si os parece que no está bastante jugosa, cuando todo está cocido, le podéis agregar un poco unas cucharas más de aceite antes de retirar el relleno del fuego. En Galicia, realmente hay dos empanadas: 1. Las de los ricos con mucha "chica" y poca cebolla: 2. Y la de los pobres, con muñas cebolla y poca chicha. A mí me gustan ambas, y como en al vida hay tiempos gloriosos y otros no tanto, las he hecho ambas, y creo que he estado más satisfecha  con las primeras. 

 

 

Os remito a un amoado anterior de la receta de la empanada de lomo de cerdo, y empezamos en el paso Nº 7 donde añado el pollo, o cualquier otro relleno que escojáis y que están en las páginas de las otras empanadas. Creo que el récor de tiempo lo tengo con una de bonito, de tomate frito comprado y una lata de bonito, que hice en un plis-plas un día que estaba muy apurada.

 

1. Cuando la cebolla y el ajo están bien pochados, añado los trozos del pollo que pueden estar ya cocidos, guisados o frescos, unos trozos de pimiento asado en casa o de bote, un vaso de vino de jerez solera (o vino blanco corriente) y una o dos sobres de azafrán; si el pollo ya está cocido lo tendréis sólo unos 10 minutos en el sofrito para que la salsa coja sabor.

 

 

 

 

 

 

 

 2. Cuando esté cocido, lo dejáis enfriar y ya preparo todos los ingredientes para la masa.

 

Ingredientes masa de empanada

 

 

 

 

 

1/2 kg. de harina de fuerza

un vaso de cerveza (una lata de cerveza) normal

una cucharada rasa de sal

media vaso de aceite de girasol

 

 

Elaboración de la masa

 

Primer método: Con batidora y garfio amasador

 

1. Esta masa es muy tan simple pero podéis incluso simplificarla todavía más si usáis una batidora con el garfio para amasar. Sólo tendréis que volcar los ingredientes (harina, sal, cerveza y aceite) y amasarlo durante unos 5 a 7 minutos hasta que la masa se os despegue.

  

 

 

2. Amasáis unos 3 a 4 minutos hasta que consigáis una masa fina y lisa, que dejaréis reposar durante una media hora:


 

 

3. Aquí tenéis el resultado del amasado, en donde las masa se desprende con gran facilidad:

 

 

 

 

 

 Segundo método: Amasado manual.

 

 

1. Mezcláis todos los ingredientes (harina y sal, cerveza y aceite)  y removéis bien hasta que estén aglutinados:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2. Cuando obtengáis la mezcla amlagamada, ya podéis proceder al amasado:

 

 

 

 

Si es la primera vez que lo hacéis, os aconsejo que veáis este video y os fijéis cómo se trabaja la masa. Esta masa no necesita más que unos minutos de amasado:

 

//youtube.com/watch?v=QMrookThmnA

 

 

3. Ponéis la masa en una superficie enharinada, donde se presiona y se estira con la palma de la mano, doblada sobre sí misma, y rotada mediante un giro de 90° de forma repetida. Este proceso continúa hasta que la masa esté elástica y suave. La masa puede entonces dejarse subir o crecer:

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 4. Ahora ya podéis dejarla descansar una media hora, esta masa no subirá apenas, pero a la empanada le encanta descansar en su camita bien tapada:  

 

 

 

 

 

 

5. El siguiente paso es prepararla para extenderla en el molde. Se trata de amasarla un poquito para conseguir estirarla y colocarla bien en el molde; para eso necesitarás añadirle un poquitín de harina espolvoreando la superficie y luego trabajarla con el rodillo extendiéndola con cuidado. Como el molde es rectangular, empezáis formando un rectángulo, que iréis estirando y agrandando con el rodillo:

 

 

 

 

 

 

 

6. Después de unas 5 o 6 vueltas de estirado,  debéis conseguir una capa fina, enharinando tanto la superficie de abajo como la de arriba para terminar enrollándola en el rodillo y evitar que se rompa lo menos posible. La parte de abajo debe ser un poco más gruesa que la de arriba:

 

 

 

 

  


7. Preparado el molde al que habéis untado mantequilla o aceite o cubrirlo simplemente con papel de sulfurizado o de silicona sin untar, os preparáis para  cogerla toda con ayuda del rodillo. Si se rompe o se agujerea no hay ningún problema porque le ponéis unos remiendos que luego no se notarán para nada:

 

 

 

 

 

 

8. Con cuidado lo colocáis en el molde. Pueden aparecer algunos agujeritos pero para esto está "el remendar la empanada" con pedacitos de masa extendida, como cuando se le ponen piezas a una sábana que tiene rotos; luego no se notan para nada:

 

 

 

9. Ya he conseguido cubrir perfectamente  la parte inferior para estenderle el amoado. Como veis, el amoado tiene bastante salsa que necesitará para estar jugosa:

  

 

 

 

 

 

 

 

 




10. El mismo proceso para la parte de arriba, esta masa puede ser más fina porque no llevará ningún peso encima. Yo suelo preparar la parte de arriba antes de echarle el amoado, para que evitar que la masa de abajo se estropea si el amaodo permanece sobre la masa mucho tiempo:

 

 

 


 

 

 

11. Ahora ya vais  juntando la parta de abajo y la de arriba, con la ayuda de un cuchillo y formáis un cordoncillo:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

12. Si apareciese algún agujero, no os preocupéis en absoluto ya que le pondréis un remiendito y no se notará para nada:

 

 

 

 

 

 


 

13. Ya sólo falta poner unas tiras que podéis hacer con un cortador de la masa que os ha sobrado y que tampoco son necesarias: 

 

 

 

 

 

 14. ¡Ya tenéis la empanada preparada". A diferencia de las empanadas de pan, ésta hay que pintarla porque esta masa no lleva huevo y quedaría un poco descolorida:

 

 


 

 

15.  En cuanto al horno, es importante que cueza bien por abajo. No os olvidéis del precalentado (10 minutos a 200 grados). Teóricamente, lo meto en el horno a 200º durante 15 minutos y unos 20 minutos más a 180º, pero eso dependerá del horno. Debéis primero colocar el horno en la posición que sólo caliente la parte de abajo durante unos 15 minutos a 200º grados para que se cueza el fondo y cuando ha pasado un cuarto de hora, lo cambiáis a la posición de horno arriba y abajo otros 20 minutos (si vuestro horno no tuviera la posición de abajo, entonces lo ponéis en arriba y abajo) pero nunca con aire, porque la parte de arriba se hará enseguida y la de abajo no quedará bien cocida:

 

 

 

 

 

16.  La empanada ha salido estupenda, bien cocida por arriba y abajo, con su color dorado del huevo, y con un olor que alimenta... Y además permanecerá fresca durante varios días:

 

 

 

 

Si cortáis un trozo, veréis el relleno tan sabroso y abundante que contiene. ¡Toda una delicia! Y dará de comer a más de 8 personas por menos de 10 euros. ¡Todo un milagro!

 
Y ya la tenéis en una bandeja dispuesta para llevar a la mesa: 

 

 

 

 

En la foto de abajo, veréis el relleno tan estupendo. Mi madre lo calificaría de "ilustrado".(Cuando se la encargaba a las monjas, solía decirles que la quería con relleno ilustrado, es decir, repleta de amoado, y no como el des esas empanadas que están vacías).

 

 

 

 

 

 

 

 

¡BUENA EMPANADA Y BUENA SUERTE!!!!!!!!

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1