LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Ensalada de Puglia
Repollo/langostino
Judías verdes
Ensalada de judias
Judías/surinni
Judías con melocotón
Ensalada de otoño
Pastel verduras
Alcachofas con jamón
Alcachofas&jamón (2)
C. de espárrago
Esparragos/alcaparra
Ensalada de repollo
Judias verdes
Habas granadinas
Hervido y ensalada
Romanesco & bechamel
Lombarda navideña
Ensaladilla rusa
Flores de alcachofa
R. grelos/langostino
Menestra
Calabacines rellenos
Escalibada
Lasagna de berenjena
E. lechuga y tomate
E. escarola/granadas
Patatas asadas ingle
C. Bruselas/castañas
Bolitas puré patata
Champiñones rellenos
Pastel de puerros
Habitas con jamón
Espárragos&holandesa
Homenaje acelgas (7)
San Jacobo acelgas
Ensalada Coleslaw
Cebolla caramelizada
Ensalada lujosa
Ensalada Waldorf
Alcachofas romana
Alcachofas "giudia"
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

 

 

 Ensalada Waldorf

 

Hoy os ofrezco otro clásico de la cocina americana, que actualmente lo podéis encontrar en todas partes del mundo, desde en un restaurante de carretera de la América profunda del medio oeste a un restaurante tan prestigioso como el Savoy de Londres.

 

 

 

 

 

Me preguntáis constantemente que de dónde saco tanta receta. Os diré que la primera vez que oí hablar de "la ensalada Waldorf" fue en la serie televisiva británica "Fawlty Towers", una comedia de humor producida por la BBC y dirigida por John Cleese (Monty Python), que también la protagoniza junto a su mujer, Connie Booth; su popularidad fue tal que en el 2000 el Instituto Británico de Cine (BFI) le concedió la primera posición de entre los 100 mejores programas de televisión del Reino Unido. Creo que fue una sabia decisión y coincido totalmente con la apreciación de BFI, ya que muy pocas teleseries inglesas me han divertido tanto. En España se emitió en 1981, sin el éxito que se esperaba, quizá porque el humor británico no es fácilmente captado por nuestros espectadores.  

  

 

La acción se desarrolla en un hotel ficticio llamado "Fawlty Towers" en la localidad de Torquay, en el condado de Devon, en la llamada "Riviera inglesa". De sus doce episodios destaca "Waldorf Salad", uno de los más populares, inspirado en la estancia de los Monty Python en un hotel de Torquay en mayo de 1970. Cleese y Booth  hospedados en el hotel se quedaron asombrados del comportamiento del propietario, un inglés incompetente, maleducado y xenófobo.

En este episodio rivalizan dos estereotipos anglosajones: el inglés agresivo y chovinista con el americano grosero de California, que recorre Europa con la pretensión de que América es el centro del mundo y asume que la típica ensalada americana "Waldorf"  es tan universal como la coca-cola. El hilarante humor de este episodio  se deriva de las diferencias culturales, muy especialmente de modales, entre los británicos y estadounidenses, que hablando la misma lengua tienen grandes problemas de comunicación.  Con estos mimbres, cuando el californiano pide una ensalada Waldorf y el propietario del hotel, muestra un total desconocimiento de tal ensalada comienzan los malentendidos de estos dos personajes; el primero comportándose como el americano prepotente y el segundo mostrando su chovinista talante de: "We're British, please".

 

Pues bien, me he reído tanto a propósito de la "Waldorf salad" que en cuanto vi este episodio me entró unas ganas enormes de saber en qué consistía e inmediatamente me decidí a prepararla, y desde entonces la he convertido en un habitual de mi cocina. Es una receta simple y como repite sin cesar el californiano sólo lleva: apio, nueces, uvas y mayonesa (bueno ésa es la californiana porque la clásica lleva manzanas en lugar de con uvas). 

Como repetidamente he mencionado, me encantan los platos con historia, y "la ensalada Waldorf" la tiene. El hotel Waldorf de Nueva York, del que ya hablamos a propósito de "los huevos Benedict", abrió sus puertas en 1893, con un concierto de caridad en honor del Hospital de Santa María de la Infancia.  Oscar Tschirky, conocido como el "Oscar del Waldorf",  fue su maitre hasta su jubilación y, aunque no trabajaba en la cocina, se le atribuye la autoría de esta ensalada que creó para su inauguración, ya que era un hombre con ideas innovadoras que solía sugerir platos e incluso escribió un libro de cocina en 1896, The Cook Book, donde incluyó esta receta: 

 

Pela dos manzanas crudas y córtalas en trozos pequeños,  de media pulgada de grosor, también corta un poco de apio de la misma manera, y mézclalo con la manzana. Ten mucho cuidado de no dejar que las semillas de las manzanas se mezclen con lo demás. La ensalada debe ser revestida de una buena mayonesa.

 

Esta fue la receta primigenia, a la que se le fueron añadiendo otros ingredientes. Por ejemplo, se dice que la señora Howard P. Denison pensó en echarle una cáscara de naranja y así lo documenta con su receta que aportó al libro de cocina The good housekeeping woman's home cook book (1909) de Isabel Gordon Curtis. Hoy en día, se prepara con trocitos de pollo o pavo, manzanas o uvas, o ambas, queso, frutos secos de toda clase y también pasas, etc. La mayonesa de esta ensalada es algo especial pues se adereza con limón, o naranja, o salsa de mostaza con miel y,  a veces, se intercambia con la salsa de yogur.  Normalmente se sirve sobre un lecho de lechuga.

 

 

  

A mi me parece una ensalada riquísima y ni el apio crudo, que no me hace tilín, me ha hecho bajarle la calificación de ensalada de 3 estrellas. El sabor agridulce de sus componentes mezclado con esa mayonesa que aromatizo con naranja, me llevan a considerarla uno de los grandes inventos de la cocina americana.

 

Ingredientes:

 

 

 

Las cantidades e incluso los ingredientes podéis reducirlos o aumentarlos de acuerdo con vuestros gustos:

1/2 taza de talos de apio fresco (la parte blanca) en trocitos pequeños

una manzana tipo golden o ambrosía en rodajas no grandes

1/2 taza de pollo cortado en tiras o cuadraditos

1/2 taza de nueces partidas en trozos o mitades

unas pasas sultanas

1/2 taza de mayonesa del tipo de la "ligeresa", a la que aromatizáis con zumo de naranja (y un poco de limón, si os gusta más fuerte) o con una cucharada de mayonesa de mostaza y miel. A la mayonesa le suelo batir unas cucharadas más de aceite antes de ponerla la naranja para que salga más espesa.

Admite otros ingredientes como: queso, pavo, uvas, etc. 

 

Elaboración:

 

1. En un bol echamos el apio y el pollo en tiras o cuadraditos y, a continuación, la manzana también cortada del mismo tamaño y las pasas:


 

 

 

 

 

2. A la media taza de mayonesa Ligeresa, le agregamos el zumo de media naranja y si os gusta más fuerte también un chorrito de limón, la remueves bien con una cucharilla hasta que esté emulsionada. Yo suelo echarle 2 o 3 cucharadas de aceite de girasol a la ligeresa para espesarla antes de aderezarla con el zumo de naranja pero tampoco es necesario. Rectificáis de sal, o incluso de limón.

 

 

 

 

 

3. Finalmente, incorporáis la mayonesa al bol y lo mezcláis bien, y le echáis por encima las nueces partidas; debéis dejarla,  a ser posible, algún tiempo cogiendo la salsa:

 

 

4. Normalmente, esta ensalada se sirve sobre un lecho de lechuga.  Personalmente, creo que la lechuga contribuye a su estupenda presentación y, en cuanto al sabor, la combinación del ácido del apio con lo agridulce de la manzana y lo dulce de las pasas le da al pollo un toque muy especial. 

  

 

 

BON APPÉTIT AND GOOD LUCK!!!!!!!!!!!!!

 

 

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1