LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
Mis recetas
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Lacón con grelos
Empanada de bonito
Mi abuela
Bonito escabechado
Olla de blat
Olla blat con salmón
Merluza a la gallega
Tortilla de patatas
Pisto
Carne asada gallega
Empanada de maíz
Cocido madrileño
Empanada de navajas
Paella conejo/niscal
Paella sepia/judias
Marmitaco de bonito
Gazpachuelo (Málaga)
Morcillo primavera
Empanada de bacalao
Arroz al horno
Callos madrileña
Merluza a la gallega
Escalopes
Escalope pollo/ques
E. milanesa/snitzel
Pajaritos sin cabeza
Potaje de Cuaresma
Calamar en su tinta
Boqueron en vinagre
Empanada guisantes
Navajas
Almeja a la marinera
Lomo de bonito
Fabes con almejas
Empanada fácil
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
Confituras
Cocina para regalos
Foro
Contacto

 

 

 

 

 

Escalopes milanesa

 

 

El escalope es uno de los platos que se hace en más países y varias denominaciones distintas según sus diferencias culinarias, históricas y hasta regionales. Básicamente, un escalope es un filete empanado con pan y huevo batido, que se debe freír en abundante aceite o mantequilla. Parece que como su nombre indica, proviene de la ciudad de Milán y en el s. XIX se exportó a Iberoamericana por la grandísima emigración a este continente; sin embargo, para otros historiadores culinarios surge en el siglo XVII como una expresión dialectal francesa alusiva a la cáscara de un fruto o un caracol: veau à l'escalope (ternera cocinada al estilo de un escalope). En general, el escalope más famoso es "a la milanesa", que se puede preparar con ternera,  cerdo, pollo, pavo  e incluso pescado, y en su modalidad básica es un filete de escaso grosor que se empana, y que dio lugar al plato nacional austríaco por excelencia: el schnitzel vienés. Además existen modalidades posteriores que se hacen como emparedados de dos filetes de tamaño semejante que se rellenan de queso, jamón serrano, jamón york o bacon, procedentes del original "escalope cordon bleu". En España, estas combinaciones se hacen muy populares en los años 60 y toman el nombre de "San Jacobo", o "cachopo" en la región asturiana; a veces, estos filetes rellenos se fríen y se terminan de cocinar en una salsa con alguna verdura (preferentemente setas) y un buen vino. Las denominaciones no se quedan aquí; así, en el sur de España también preparan los "flamenquines", que difieren de los anteriores en que se presentan enrollados y empanados, en tamaños pequeños o como salchichas alargados.

 

 

 

 

  

 

En Italia, son también muy populares los "scallopini", pequeños escalopes en salsa de Marsala, y los  "saltimbocca", que van rellenos y enrollados pero no empanados y se sirven con una salsa de marsala seco. Y para añadir otro toque internacional, debemos mencionar los pajaritos sin cabeza, "oiseaux sans tête", que son la versión francesa de los "saltimbocca", también rellenos, enrollados y generalmente con una salsa de setas o champiñones.

 

 

 

 

 

 

 

Creo que los escalopes nos gustan a todos, y preferentemente a los niños. Por eso, hoy voy a presentaros tres versiones del clásico escalope con tres carnes diferentes y cocinados también de tres maneras diferentes , y las voy  a incluir en tres recetarios diferentes: 1. Los de "cocina internacional", en donde encontraréis los wiever schnitzel, la versión más paradigmática de lo que aquí conocemos como "escalope a la milanesa", que representa el plato más popular de la cocina austríaca. 2. Los escalopes rellenos o emparedados, cuyo origen es el "escalope suizo cordon bleu", elaborado con pollo y relleno de queso, que dará lugar  a todas las variantes de los San Jacobos, cachopos, flamenquines, etc. 3. Y finalmente, los pajaritos sin cabeza, "oiseaux sans tête", la versión francesa del "saltimbocca", es decir con relleno, pero sin rebozado y con una salsa de setas o champiñones, que no pueden tener otra ubicación que las recetas suntuosas porque con un nombre como "oiseaux sans tête"... la elegancia se le presupone. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1