LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Ensalada de Puglia
Repollo/langostino
Judías verdes
Ensalada de judias
Judías/surinni
Judías con melocotón
Ensalada de otoño
Pastel verduras
Alcachofas con jamón
Alcachofas&jamón (2)
C. de espárrago
Esparragos/alcaparra
Ensalada de repollo
Judias verdes
Habas granadinas
Hervido y ensalada
Romanesco & bechamel
Lombarda navideña
Ensaladilla rusa
Flores de alcachofa
R. grelos/langostino
Menestra
Calabacines rellenos
Escalibada
Lasagna de berenjena
E. lechuga y tomate
E. escarola/granadas
Patatas asadas ingle
C. Bruselas/castañas
Bolitas puré patata
Champiñones rellenos
Pastel de puerros
Habitas con jamón
Espárragos&holandesa
Homenaje acelgas (7)
San Jacobo acelgas
Ensalada Coleslaw
Cebolla caramelizada
Ensalada lujosa
Ensalada Waldorf
Alcachofas romana
Alcachofas "giudia"
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

 

 

 

Espárragos con alcaparras al gratén

 

Ayer os decía que volvería con más recetas de espárragos; hay que aprovecharse de que están ahora en plena temporada y se compran muy baratos y recién cortados. Este plato la hacía originariamente con espárragos blancos, y era muy apreciado en mi casa como un estupendo primer plato: delicado y sabroso, pero ya hace años que probé a preparar la receta con trigueros y creo que, lejos de desmerecer la receta anterior, enriqueció el peculiar gusto de los trigueros, al que la bechamel al queso y el salpicado de alcaparras le va como anillo al dedo. Así que ahora la hago, con unos u otros, según la época del año. La combinación de la bechamel al queso y la alcaparra es una idea brillante, que hace un maridaje perfecto, ya que a la suavidad y,  a veces un poco empalagoso de esta salsa, contrasta con la alcaparra, ese condimento tan común de la cocina mediterránea, que son las pequeñas flores verdes en vinagre, carnosas y con un sabor muy especial, ligeramente amargo,  que aporta un gusto agridulce a salsas y guisos. No olvidemos que el elemento principal de la salsa tártara son las alcaparras. Este preparado se puede hacer en fuentes de horno o individualmente en conchas grandes de vieiras que contribuyen a una bonita presentación. 

 

 

 

 

Ingredientes:

 

Las cantidades de esta receta van a depender de los comensales. Yo con dos manejos de espárragos he preparado una fuente de horno y dos vieiras grandecitas.

 

un manojo o dos de espárragos

 

una salsa bechamel suficiente para cubrir la fuente

 

un tarrito de alcaparras

 

una cucharada repleta de queso rallado (el parmesano es siempre mi opción, pero no siempre lo tengo así que los sustituyo por cualquier queso de sabor intenso como un manchego)

 

agua para cocer los espárragos

 

un cubito

 

sal y pimienta, o nuez moscada

 

 

 

 

 

 

Advertencia sobre los ingredientes:

 

Las alcaparragas podéis comprarlas en cualquier supermercado y se venden en frasquitos de cristal (por alrededor de un euro).

 

 

 

 

 

Continuar
Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1