LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Pastas del Consejo
Scones
Galletas M. Moliner
Galletas de avellana
Galletas de jengibre
Galletas chocolate
Galletas chocolate 2
Cake chocolate
Helados
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

Galletas de coco

 

Soy una enamorada del coco, y me gustan todos los dulces que lo llevan: las galletas, las tartas, las cocadas, los puddings, las trufas, las magdalenas, e incluso los salados con salsa de coco como el pollo asado, o los chutneys

 

 

 

 

 

Vamos a empezar esta sección con recetas de coco y voy  a preparar unas clásicas y sencillitas. Para esto, os aconsejo que os compréis un galletero (los hay desde muy baratos y bonitas, hasta los maravillosos del cristal de la Granja, que ya son palabras mayores en cuanto al precio). Os aseguro que este objeto que parece un tanto absurdo os servirá para guardar un tesoro, que endulzará algunos momentos de vuestra día. A mí me encantaría  tener uno de aquellos chineros antiguos de la casa de mis bisabuelas, para guardar mi galletero de cristal, pero me conformo con tenerlas en un armario de la cocina, siempre que no sea un sitio muy visible por eso de la tentación. Y si las hacéis pequeñas, apenas tienen problema con el peso... Mucha gente me dice que en mi casa no debemos de caber de gordos, pues no... Yo creo en el principio de comer de todo y no privarse de nada, pero siempre en pequeñas cantidades.

N.B. Abstenerse las personas que no les guste el coco.

 

 

 

 

 

Ingredientes:

 

100 g. de coco rallado deshidratado

110 g. de azúcar

1 huevo grande o dos pequeños (yo le eché dos pequeños), por eso han salido más planitas.

185 g. de harina leudante (con levadura incorporada, o si no la tenéis con un cucharita y media de levadura)

si necesitáis un poco más de líquido y, no queréis ponerle más de un huevo, le agregáis una o dos cucharadas de agua fría 

opcional: una cucharadita de vainilla (en este caso, no le he puesto nada); a mí me gusta tanto el coco que no quiero nada que enmascare su sabor

 

 

 

Elaboración: 

 

1. Empezamos tamizando la harina con la sal; y a continuación agregamos el coco rallado

 

 

2. Incorporamos la mantequilla blanda y el huevo y removemos bien: 

  

 

   

 

3. Seguimos removiendo hasta que conseguimos una masa homogénea, si os resulta muy dura y difícil de trabajar, podéis añadirle una o dos cucharadas de agua (si el huevo es grande no lo necesitaréis): 

 

 

 

4. Envolvemos la masa en papel transparente y la metemos en la nevera durante una media hora:

 

 

5. Ahora haremos bolitas, cuidando que haya bastante espacio entre ellas porque casi doblan su tamaño, habiendo forrado la bandeja del horno con papel vegetal o de silicona. Horneamos durante 10 minutos a 180ª. Cuando estén doradas, no las sacamos inmediatamente porque estarán blandas,  las debemos dejar enfriar:

 

 

6. Ahí las tenéis con su bonito color amarillo. A mí me gustan finas y planitas porque tienen menos peso y son lo justo para un picoteo: 

 

 

7. ¡Y ahí está mi galletero, que conservará herméticamente el gran tesoro de la casa! 

 

 

 

 

 BON APPÉTIT AND GOOD LUCK!!!!!!!!!!!

 

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1