LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
H. de marron glacé
H. mantecado
Helado de yogurt
Helado de c. tostada
Helado de cereza
Instrucciones helado
Helado Los Italianos
Helado de fresa
Helado stracciatella
Helado de chocolate
Chocolatísimo
Biscuit glacé
Leche merengada
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

 

Helado de cereza

 

Ayer me pasé por la frutería y vi unas cerezas de un pueblecito cercano, Huetor, que son especialmente dulces y con una textura maravillosa. Vamos que no tienen nada que envidiar a las del Valle del Jerte. Primero, pensé hacer un típico pastel ingles de fruta, que se conoce como el cherry cobbler, y que es una delicia, pero tenía en mente un helado con mascarpone y yogurt griego que me tenía una pinta muy tentadora, y además es justo para este tiempo tan caluroso y veraniego que ha entrado de momento. He visto la receta de Sweet&Sour, y quiero agradecir el compartirla con sus lectores.  Si queréis leer de donde me viene mi pasión por las cerezas, una de mis frutas favoritas, este enlace os lleva al comentario, donde menciono algunos recuerdos que esta fruta siempre me trae.

 

 

 

 

Ingredientes:

 

Como quería probar la receta he hecho sólo la mitad de los ingredientes que tenéis abajo.

 

 

 

400 gr. de cereza

250 gr. de queso mascarpone

500 gr. de yogurt griego

150 gr. de azúcar

(opcional: una copita de Kirsch que yo no le he echado)

 

Elaboración:

 

En esta receta no tengo conmigo mi maravillosa heladera italiana, así que lo voy a prepararlo en una de esas heladoras de 20 euros, que por cierto me funcionó muy bien con un método que me he inventado para combatir el calor de mi cocina.


1. Mezcláis todos los ingredientes (cerezas, mascarpone, yogurt y azúcar) y los trituráis con la minipimer, o equivalente, para que las cerezas se hagan puré. Esta mezcla debéis ponerla en la nevera durante unas horas para que esté bien fría antes de batirla en la heladora.


 



2. Ahora ya podéis poner la mezcla en la heladora, cuya cuba habrá estado previamente 24 horas en el congelador, y deberá batirse durante 3/4 de hora, esto dependerá del calor ambiental. Hoy hacía tanto calor, que me inventé lo siguiente: hice un hueco en la nevera y puse la heladora completa, y lo batí dentro de la nevera con la puerta cerrada y el enchufe pasado por al puerta:



 



3. Ahí tenéis la heladora metida en la bandeja de la nevera, porque el problema con estas heladoras es que al estar sólo fría la cuba, y hacer tanto calor fuera, no llegan a endurecer el helado; por tanto, he encontrado esta solución que me ha resultado muy satisfactoria.  Come veis el hilo de enchufar la heladora lo paso por la puerta y, en 3/4 de hora de batirlo,  estaba  muy bien batido y bastante duro.




 



4. Cuando lo saqué de la nevera,  tenía una consistencia magnífica.

 

 

 

5. Ahora ya lo metí en el congelador, y lo tuve tres horas y estaba en su punto  para hacer las bolas:

 

 

 

 

 

 

 

Y si lo queréis más decorado, este otro modelo:

 

 


BON APPÉTIT AND GOOD LUCK!!!!!!!!!!!

 

 

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1