LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
H. de marron glacé
H. mantecado
Helado de yogurt
Helado de c. tostada
Helado de cereza
Instrucciones helado
Helado Los Italianos
Helado de fresa
Helado stracciatella
Helado de chocolate
Chocolatísimo
Biscuit glacé
Leche merengada
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

 

Helado de fresa

 

 

 

Lo prometido es deuda y después de escribir dos secciones sobre "Instrucciones para hacer buen helado" y "Verano 2014/ "Helados Los Italianos", me dispongo a subir las recetas de estas cremas heladas que he elaborado este verano. No me voy a detener en la literatura de los helados de fresa ni en los siguientes del 20014 para que podáis prepararlos antes de que empiece el frío. Si os aficionáis a elaborar el helado casero, será uno de los hobbies más entretenidos para vosotros y productivos para vuestra familia y amigos. 

  

Sobre el helado de fresa sólo quiero resaltar dos cosas: esta receta no es la tradicional; por el contrario, pertenece a los helados llamados de "última generación"; es decir, aquellos que incorporan nuevos ingredientes como el yogur y el queso Mascarpone; el que hoy os ofrezco es una novedad de auténtica elaboración propia. En segundo lugar, quiero también destacar la importancia de la buena fruta, en este caso, las fresas de Aranjuez que se recogen en agosto y que no tienen nada que ver con los fresones que se venden todo el año. Me encantan las fresas estacionales, que se dan en todas las regiones de España; en Granada tenemos las fresas de la Alpujarra que no tienen nada que envidiar a las madrileñas del Sitio de la Granja, o las locales gallegas, que aparecen en agosto en cualquier localidad, incluso algunas son salvajes. No quiero empezar a liarme con mi placer que cada año me producía la recogida de la fresa salvaje que hacíamos en la huerta de mi abuela en Lorenzana (esta fresa pequeña y dulcísima se conoce como "amorodo") ; en Galicia hay magníficas fresas  del río Tambre y del Ulla; supongo que al igual que existe la fresa local y tardía  en otros sitios de España; fresa que que suele ser pequeña y aromática, y el helado resulta una exquisitez. 

 

 

La gran diferencia del helado de fresa comercial y el artesanal o casero está en los trozos de fresa que os encontraréis y además del color del helado que es un fresa natural, muy diferente del fresa chicle que compramos.


 

 

x

 

 

 

 

Ingredientes:

 

 

 

 

350 gr. de fresas, podéis echar un poco más o menos, yo compré una cajita de fresas de Aranjuez que pesaba eso


un tarrina de mascarpone


dos yogures griegos azucararados o naturales (no importa, luego le echáis un poco más o menos de azúcar

 

una tarrina de nata de 200 a 250 gr.; me gusta mucho la Creme Fraiche de President, es superior


de 100 a 150 gr. de azúcar; al helar cualquier crema se pierde mucho el dulzor; esta cantidad dependerá de lo que os gusten las cosas azucaradas; yo soy muy "larpeira" así que 150 gr. es perfecto

 

Por último, le agregaréis una cucharada de "azúcar invertido"  (Instrucciones para el Helado)  o miel para que no se os cristaliza, la marca "Karo" americana es la mejor y podéis pedirla por internet a unos 5 euros, y os durará toda una vida. Merece la peda echársela porque la textura que se consigue es espectacular.

 

Elaboración: 


1. Machacáis las fresas o las ponéis en una triturada pero con cuidado de que no se hagan puré; el helado debe contener trozos de fresa intactos; a continuación añadís el azúcar y lo disolvéis con lo anterior. 



2.  Agregáis el Mascarpone, los yogures y la nata y lo revolvéis hasta que queda una crema compacta. Yo lo hago a mano con una cuchara: 



 

 



 

3. Una vez que está bien mezclado todo, le agregáis la cucharada de azúcar invertido o la miel (hay quien le pone dos cucharadas); a continuación, lo ponéis en la cubeta de la heladora y lo dejáis en la nevera hasta que se enfríe bien (unas 2 o tres horas).




 



4. Ahora ya lo puedo introducir en la máquina heladora, que tengo encendida y fría; a la base de la máquina le he echado un poco de agua y alcohol / sustituible por brandy), y a batirse con el frío de la máquina:


 

 




5. Suele hacerse en unos 40 minutos; pero todo dependerá de la temperatura ambiente de la cocina; si estáis  a 40º necesitaréis más tiempo. Ahí lo tenéis en su justo punto para guardar en el congelador:




6. Lo coloco en una cajita de plástico y al congelador durante unas 4 horas (mejor hacerlo el día antes) que es lo que necesita para congelarse: 



 


6. Cuando salga del congelador, lo debéis dejar un rato antes servirlo porque estará demasiado duro para hacer las bolas; sin embargo, el azúcar invertido evitará que se cristalice totalmente y os evitará parte de la espera. 

 

Este es el resultado final: una consistencia perfecta y cremosa, con sus trozos de sabrosa fresa asomando. Todo una delicia, y muy fácil de hacer:



 

 

 

 

 

 

 


 BON APPÉTIT AND

GOOD LUCK !!!!!!!

 

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1