LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
H. de marron glacé
H. mantecado
Helado de yogurt
Helado de c. tostada
Helado de cereza
Instrucciones helado
Helado Los Italianos
Helado de fresa
Helado stracciatella
Helado de chocolate
Chocolatísimo
Biscuit glacé
Leche merengada
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

 

 

 

Helado de yogurt

 

 

De todas la recetas que he elaborado este verano, el helado de yogurt es sin duda la más fácil, porque no necesita ninguna cocción; por otro lado, si acompañáis el sabor fuerte y ligeramente amargo de un helado de yogurt griego con la dulzura de una fruta en almíbar o de una buena mermelada, el maridaje es perfecto para un postre de lujo. A mí me gusta servirlo con los higos enteros en almíbar que preparo en conserva para todo el año,  y este año proceden de una higuera casera de un pueblecito de Granada. También resulta muy rico con mermelada de higo.

 

 

  

 

 Ingredientes:

 

 

 

 

 Estos son los tres ingredientes que lleva:


medio litro de yogurt griego


una tetrabrik de 200 g.

 


100 gr. de azúcar (esta cantidad es opcional y a gusto de cada uno; lo que tenéis que hacer es probarlo hasta que lo encontréis con el dulzor que más os agrade; sólo debéis tener en cuenta que la crema del helado al enfriar pierde dulzor).


una cucharada de azúcar invertido o de miel

 

 

 

 

Elaboración:



1.  Se mezclan los catro ingredientes y,  a continuación,  los paso  a la cubeta de la heladora (o los mezclas en ésta misma), que debe estar previamente fría y encendida; la heladora los batirá hasta que la mezcla se endurecezca. (No olvidéis que los ingredientes o la mezcla que se pone en la cubeta de la heladora debe estar siempre bien frío para que cueste menos conseguir su solidez). 




 

 




2. Finalmente, lo colocáis en un recipiente cerrado y al congelador a terminar de ponerse totalmente dura:



 

 

 

 

 3. Se debe sacar una media hora antes de servirse para que no esté duro como una piedra y no podáis cortarlo. Es importante encontrar una buena textura y esto se consigue sirviendo el helado suficientemente para que se pueda cortar y al vez que no esté deshecho. 



 

 

 

 

4. Ahí tenéis la copa con los higos en almíbar caseros que podéis encontrar en esta receta:

 

 

 

 

 

BON APPÉTIT AND GOOD LUCK!!!!!!!

 

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1