LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Rollo de carne
Albóndigas
Pollo en pepitoria
Lengua escarlata
Rollo de bonito
Carne rellena
Patatas rellenas
Ropa vieja cocido
Albóndigas pepitoria
Pechugas Villeroy
Huevos encapotados
Ragú
Merluza a la romana
Empanadillas
Salsas/Guarniciones
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

 

Lengua a la escarlata

 

 

 

Ingredientes:

 


-1 lengua de vaca  de 1 kg. o  1 1/2 kg.

-1 cucharadita de sal de nitro

 -2 kg. de sal gorda

 -1 cebolla

 -1/2 l. de vino tinto que la cubra (Don Simón). Si es vino bueno aligerarlo con agua 

-2 puerros

-2 zanahorias

-1 hueso de rodilla

-1 trozo de codillo de jamón, o hueso de jamón 

-1 puñadito de clavos

-1 puñadito de pimienta negra en grano

-unas hojas de laurel

 

 

Observación sobre los ingredientes:

 

La lengua a la escarlata presenta un problema  en cuanto  a la adquisición de la sal de nitro. La sal de nitro o nitrato de potasio en la gastronomía sirve para procesos de conservación de carnes a través de la oxidación. El problema de este producto es que sólo se vende en droguerías especializadas o en farmacias, porque en grandes cantidades se considera tóxica, o incluso se utiliza para hacer bombas. No os preocupéis porque con una cucharadita que utilizamos es totalmente inocua. Os cuento esto por si os comentan algo para que sepáis a qué se refieren.


En una ocasión fui a una droguería a comprar sal de nitro y crémor tártar, ingredientes que he utilizado siempre en la cocina. La primera para la elaboración de fiambres, y el segundo como levadura (yo lo utilizo para las natillas y los scones, como ya he comentado). Pero hubo una época en que ambos productos estuvieron prohibidos, aunque actualmente ya se hacen para uso culinario. Llegué a la droguería (Droguería Salamanca en Granada, o Riesgo en Madrid) y pedí la sal de nitro y el crémor y me dijeron que no tenían porque habían sido prohibidos. "¿Prohibidos?" respondí yo, "qué cosa tan rara, si los he comprado otras veces aquí sin ningún problema." Ante esto el dependiente preguntó al dueño y éste contestó airadamente: "Con la sal de nitro los terroristas hacen bombas, y el crémor tártar es un veneno. Así que ya sabe... no los vendemos porque la policía nos los ha requisado".  No sé si el dueño me vería más pinta de terrorista o de protagonista de la película "Arsénico por compasión", pero yo no cesé hasta que los conseguí de una amiga  farmacéutica. Ahora ya están otra vez a la venta y los podéis comprar sin problemas de que os tomen por  terroristas o asesinos en serie.  

 

La verdad es que la lengua se puede hacer sin la sal de nitro pero no tendrá el color rosáceo o escarlata tan característico de este fiambre.



 

VolverContinuar
Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1