LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
INFORMACIÓN NUEVA
Inicio
Mis recetas
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Lacón con grelos
Empanada de bonito
Mi abuela
Bonito escabechado
Olla de blat
Olla blat con salmón
Merluza a la gallega
Tortilla de patatas
Pisto
Carne asada gallega
Empanada de maíz
Cocido madrileño
Empanada de navajas
Paella conejo/niscal
Paella sepia/judias
Marmitaco de bonito
Gazpachuelo (Málaga)
Morcillo primavera
Empanada de bacalao
Arroz al horno
Callos madrileña
Merluza a la gallega
Escalopes
Escalope pollo/ques
E. milanesa/snitzel
Pajaritos sin cabeza
Potaje de Cuaresma
Calamar en su tinta
Boqueron en vinagre
Empanada guisantes
Navajas
Almeja a la marinera
Lomo de bonito
Fabes con almejas
Empanada fácil
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
C. moruna: pastela
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Foro
Contacto

 

Olla de blat

 

Desde hace tiempo busco con interés aquellas recetas que existieron en otras épocas e incluso fueron populares, pero de las que ya nadie se acuerda, y en algunos casos están prácticamente desaparecidas. Actualmente cuando queremos saber si algo existe o no, sólo tenemos que meternos en internet  y si la búsqueda es infructuosa es evidente que ya no conserva ninguna entidad. Mi marido busca con ahinco un libro que leyó de pequeño y le impactó sobre manera:"Memorias de un cazador furtivo" de Wenceslao Estremera; lo hemos intentado todo (bibliotecas, ferias de libros, librerías de viejo, etc.)  pero la prueba del algodón fue cuando comprobamos que no había ni una sola referencia de esa publicación en la red: evidencia clara de su inexistencia actual. 

 

Creo que mi amiga Julia Varela tiene el proyecto de localizar  recetas perdidas; como ella ha escrito trabajos etnográficos de ambiente rural seguro que encuentra cosas verdaderamente interesantes. La receta que hoy os presento es "la olla de blat" ("la olla de trigo") que se hacía en un pueblecito de Alicante de donde era oriunda la familia de mi marido; concretamente, en nuestra casa la hacía la tía María, que cocinaba como nadie platos sencillos pero maravillosos de la cocina tradicional valenciana. Yo en su día quise aprender a hacer este plato que me encantaba pero tenía una dificultad que me echó para atrás: preparar el trigo era muy complicado ya que entonces te lo vendían con el salvado y había que machacarlo primero y luego pasarlo por un cedazo y no sé que más cosas. Afortunadamente, NOMEN ha sacado un trigo completamente limpio que es estupendo para esta receta. En sí, este plato es una mezcla entre cocido y arroz caldoso. Cocido porque se echa todo en el agua y la cocción lenta es la que le va dando el sabor, y arroz caldoso porque el producto final se asemeja mucho a un arroz caldoso pero con granos de trigo.  Es, además, barato y muy nutritivo porque lleva una combinación de verduras, legumbres y carne, sin más grasa que la resultante de la costilla de cerdo.

 

 


Los ingredientes son básicamente: la costilla de cerdo y los nabos, ambos obligatorios, y un puñado o bote de alubias blancas, y por supuesto el trigo, sin olvidar el azafrán;  el resto (las batatas o boniatos y los cardos) son opcionales y podéis intercambiarlos por las verduras de vuestra preferencia. A mí, no obstante, me gusta tal cual está en esta receta que os presento. 

 

 

Ingredientes:

 

 

 

 

Mis cantidades son aproximadas porque dependerá de los comensales e incluso de las verduras que os gusten más. Yo he hecho una cantidad como para 6 u 8 personas, ya que lo congelará en tuppers para ir gastándolo; y en lugar de echarle el trigo todo de una vez, se le iré agregando cada vez que lo descongelo y lo preparo  ya que esta semilla se cuece en unos 5 minutos, más otros 5 de reposo, con lo no merece la pena congelar.

 

 

3/4 g. de costilla de cerdo; suelo calcular un o trozo y medio por comensal

 

media batata  por persona (yo puse 4)

 

un nabo o medio por persona (6 nabos en total); si esta verdura no os entusiasmara podéis ponerle sono uno o dos para darle el sabor

 

un frasco de judías blancas

 

un paquete de cardos congelados (por supuesto, los cardos estarían de muerte)

 

un hueso de jamón

 

2 litros de agua

 

un sobre o unas hebras de azafrán

 

medio paquete de trigo Nomen, o dos puñados por persona.

 

Advertencia sobre los ingredientes:

 

Quizá el trigo de Nomen sólo lo encontraréis en el Corte Inglés. No compréis otro porque suelen llevar salvado o son de una calidad que suele necesitar mucha cocción y, por el contrario, el Nomen es de una contextura muy suave y sabrosa y en cinco minutos estará hecho.

 

En cuanto a la cantidad de trigo suelo poner 2 puñados por comensal pero  esto dependerá de si preferís que predomine el trigo sobre carne y verduras o queréis que haya una combinación equilibrada. También dependerá de si os gusta más espeso o caldoso.



 

 

Continuar
Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1