LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Risotto de bacalo
R. navajas (Navidad)
Bollería y galletas
Helados
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

 

 

Pasta (fussili, spaghetti, tagliatelle, penne, etc.) "alla checca": ensalada de verano

 

 

La pasta "alla checca" es una receta típica romana y es una de las mejores opciones para hacer cualquier tipo de pasta veraniega, en donde todos los ingredientes, aparte de la pasta, son frescos; se puede servir templada o fría, y combinarse con spaghetti, fusilli, macaroni, tagliatelle, penne, o cualquier otro tipo. Su elaboración es simplísima y su resultado es maravilloso con un sabor freso y muy natural, justo para un día caluroso del estío.

 

Esta forma de elaborar la pasta ofrece muchas variedades, en cuanto a sus ingredientes o la pasta que utilizar. A mi me gusta hacerla muy simple: con tomates dulces y muy frescos, mozzarella fresca (si os lo podéis permitir, yo la hecho con mozzarella normal) y una buena albahaca (a ser posible cultivada en casa). Pero hay recetas de estupendos cocineroa que le añaden pimiento verde o amarillo, ajos, aceitunas, alcaparras, etc. y, además de la mozarella, queso parmesano por encima. En cuanto  a la clase de pasta, personalmente prefiero un canutillo o espiral como los fussili, pero es también muy común cocinarla con spahetti o macarones, incluso hay quien prefiere una pasta muy fina como  el fideo de cabello.


Cro que lo bueno de esta pasta, como pasa con el gazpacho, es que cada uno puede hacer la receta a su medida, según los gustos personales o familiares. Lo único imprescindile son los tomates dulces de cualquier tamaño, la mozzarella fresca, unas hojas de albahaca y un aceite extra virgen.

 

 

 

 

 

Ingredientes:

 

 

 

 

Para dos personas, las cantidades son también aproximadas, y no pasa nada si las cambiáis:


100 gr. de pasta por comensal, Yo suelo poner 250 gr. porque si sobra se aprovecha

200 gr. de tomate, cherry, o cualquier tomate dulce cortado en cuadraditos

150 de mozzarella (si es posible de bufala) en bolas o bolitas.

10 hojas de albahaca

1'50  dl. de aceite aproximádamente

sal, pimenta negra

 

Elaboración:

 

1.  Cortar los tomates cherry a la mitad, y hacer los mismo con las bolitas de mozarella fresa; y añadir la albahaca también cortada, pero con las manos. Esta mezcla debe infusionar durante un rato para que coja el sabor de la albahaca.  Es muy normal ver las hojas de esta plata aromática cortada en trocitos para que expulse más el aroma; yo la he cortado en trozos mayores por si hay alguien que no le gusta la textura de la albahaca.

 

 

 

 

 

2. Echar la pasta cuando el agua empiece  a hervir con dos cucharadas de sal, y cocer durante 12 minutos, o si lo queréis un poco más.

 

 

3. Escurrir bien la pasta:

 

 

 

4. Volverla  a la cacerola que estará caliente, aunque con el mando apagado,  por el calor que deja el fuego de la vitro. Esto es para que la pasta no tenga nada de líquido, a continuación echaís una cucharada de aceite para que la pasta no se pegue ni se apelmace;  agitar la cacerola  para que penetra el aceite:

 

 

5. Volcar la pasta sobre la mezcla anterior y revolverla bien: 

5. Ya podéis servirla y aquí veis la buena pinta que tiene: ¡¡¡¡¡¡¡Bonísma!!!!!!!

 

6. Ésta es la misma pasta, pero servida fría y por la noche. Estaba incluso mejor porque los sabores habían impregnado más la pasta:

 

 

 

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1