LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Quiche de espárragos
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

 

 

 

Quiche de Espárragos

 

 

Esta receta está tomada fielmente del libro de Julia Child "Mastering the art of French cooking". Realmente si hay un plato francés francés, ya muy internacionalizado son las quiches. La más famosa es la Quiche Lorraine que se hace exactamente igual que la que os propongo hoy, pero con bacon y cebolla.

 

 

 

 

 

 

 

 

Ingredientes:

 

 

 

 

 

350 gr. espárragos verdes y cortados, sin apurar las puntas para que estén bien blandos. También lo podéis hacer con blancos.


medio puerro

 

una cucharada de aceite de oliva


200 ml. de nata


3 huevos


50 gr. o más queso (emental es el típico) o parmesano. Los franceses tienden  a hacerlas muy cargadas de queso; para mí, esta cantidad es suficiente porque tampoco me gusta que el queso oscurezca los otros sabores.


un paquete de pasta brisa, o cualquier otra pasta

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertencia sobre los ingredientes:

 

1. Lo primero es la masa. Creo que este fin de semana con tan buen tiempo, será mejor no intentar aprender a elaborar la pasta brisa; la dejaremos para otra ocasión. Cualquier pasta hojaldrada o brisa os servirá, pero hay una que es excelente para quiches y tartas en general: la pasta brisa Rana, que encontraréis en el super del Corte Inglés y su precio es casi lo mismo que las otras. Ya sabéis que esta masa debe estar en la nevera pero nunca en el congelador.

 

2. El queso que pongáis es muy opcional. Para los italianos el parmesano recién rayado es la quintaesencia del queso para cocinar; mientras que los franceses prefieren gruyere o emmental para rallar; y por supuesto no dejéis de hacerla si no tenéis más que una pequeño trozo seco de queso manchego, que ha visto tiempos mejores, lo ralláis en una triturada, y os saldrá estupendo.

 

3. En torno al eterno debate de si la nata debe ser líquida o para montar, tampoco os compliquéis la vida, os sirven ambas.

Continuar
Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1