LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Risotto de bacalo
R. navajas (Navidad)
Bollería y galletas
Helados
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

                                                 

Risotto de conejo con habitas verdes y habichuelas (con un salpicado de frutos secos y pasas)

 

 

 

Ingredientes:

 

 

 

 

 

 300 gr. de arroz para risotto

 

900 ml. de caldo de carne


medio conejo cortado  a trozos más bien pequeños, y aliñados con 3 dientes de ajo triturados


150 gr. de habitas verdes de temporada


10 judías verdes cortadas longitudinalmente y luego por la mitad


media cebolla


un pimiento verde


30 gr. de queso parmesano


NADA DE MANTEQUILLA, porque el guiso del conejo ya lleva aceite extra


150 ml. de vino blanco seco


unos 100 ml. de aceite para el risotto


unas 5 cucharadas de aceite para hacer el guiso donde se cuece el conejo con las verduras


 

Elaboración:

 

1. Se macera el conejo con el ajo durante unas horas, o el día antes:



 



2. Se sofríe el conejo con las verduras y,  a continuación le agregáis un poco del caldo de verduras o pollo, que habéis elaborado.  Que no se os olvide el azafrán:


 

 

 




4. Preparáis el caldo ahora, o también podéis empezar por prepara el caldo antes de nada, aquí el orden no altera el producto:


 


5. Ahora empezamos el proceso del risotto. Sofreímos la cebolla que tiene que estar muy pochada, no hace falta poner ajo porque ya se lo hemos echado al conejo:



 

 


6. Echamos el arroz con el aceite muy caliente, y a marearlo bien:


 

 

 

 

 

 

 

7. Ahora echamos el vino hasta que se absorba:

 

 

 

 

8. Ya podéis incorporar el conejo con las verduras y revolverlo bien:



 

 


 

9. Podéis ya ir agregando los cacitos del caldo de dos en dos, sin parar de revolver:



10. Cuando esté cocido, le ponéis el quesos parmesano y bien revuelto, lo apagáis y lo dejáis cinco minutos antes de servirlo:

 


11. Yo lo he adornado con una mezcla de frutos secos, pasas y semillas, que vienen mezclados:

 

 


 

 

 

 

 El risotto nunca debe esperar a los comensales sino al contrario.

 

  

 

 

 

Volver

 

 

 

 

 

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1