LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Ensalada de Puglia
Repollo/langostino
Judías verdes
Ensalada de judias
Judías/surinni
Judías con melocotón
Ensalada de otoño
Pastel verduras
Alcachofas con jamón
Alcachofas&jamón (2)
C. de espárrago
Esparragos/alcaparra
Ensalada de repollo
Judias verdes
Habas granadinas
Hervido y ensalada
Romanesco & bechamel
Lombarda navideña
Ensaladilla rusa
Flores de alcachofa
R. grelos/langostino
Menestra
Calabacines rellenos
Escalibada
Lasagna de berenjena
E. lechuga y tomate
E. escarola/granadas
Patatas asadas ingle
C. Bruselas/castañas
Bolitas puré patata
Champiñones rellenos
Pastel de puerros
Habitas con jamón
Espárragos&holandesa
Homenaje acelgas (7)
San Jacobo acelgas
Ensalada Coleslaw
Cebolla caramelizada
Ensalada lujosa
Ensalada Waldorf
Alcachofas romana
Alcachofas "giudia"
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

 

 

 

 

Romanesco con salsa de pistachos 

 

 

 

Voy a presentar el romanesco, una variedad de verdura que pertenece a la familia de la coliflor y el brócoli, pero menos flatulenta y con más nutrientes, como  las vitamina C, A y ácido fólico. Fue una verdura desconocida hasta los años 80, cuando empezó a popularizarse rápidamente. Su apariencia es casi un elemento decorativo por su preciosa estructura simétrica y piramidal y su bonito color verde claro. Su estación son los meses de entre los meses de noviembre y enero, pero ahora se puede adquirir durante todo el año. A mi me encanta hervido o al vapor con una salsa bechamel, mayonesa u holandesa y siempre acompañada de algún fruto seco; se puede servir sólo, o para acompañar carnes o pescados. En esta ocasión, lo haré hervido o al vapor con bechamel y cubierto de un salpicado de pistachos, o si queréis piñones. 

 

A mi me parece una exquisita guarnición que además decora cualquier mesa; además, se puede cocinar de antemano y gratinarlo en el último momento.

 

 

 

Ingredientes:

 

 

 

 

 

una flor de romanesco 

salsa bechamel 

50 gr. de pistachos sin cáscara

 

 

Elaboración:

 

1.  Cogéis el romanesco le quitáis parte de las hojas y lo hervís o cocéis al vapor. Yo lo hizo en la olla a presión; cuando las dos arandelas subieron, apagué el fuego y lo dejé hasta que la express me permitió abrirla; en cacerola normal tendrá un cuarto de hora de cocción; lo pincháis y cuando se mete bien el cuchillo, lo sacáis y escurrís con cuidado de que no se rompa: 


 

 

 

 

 2. Ahí lo tenéis ya cocido; veis cómo está intacto:



 

 



 3. Preparáis la bechamel y colocáis un poco en la fondo de la fuente y encima el ramillete:


 

 

 4.  Ahí está la bechamel, lista para cubrir el florete:

 



5. Vais cubriendo toda la verdura con la bechamel  hasta el fondo del plato:



 



6. Tenéis los pistachos cortaditos en trocitos y los espolvoreáis  por encima y por los laterales:


 



7. Bajo la presentación de arbolito de Navidad, os encontraréis una exquisita y sabrosisima verdura llena de propiedades nutritivas. 



 

 


8. Media hora antes de llevarlo a  la mesa,  lo metéis en el horno durante 15 minutos para que se caliente y gratine ligeramente:

  

 

Lo servís con una carne o un pescado y hará una guarnición de lujo, además de decorar la mesa. 

 

 

BON APPÉTIT & GOOD LUCK!!!!!!!!!!!!

 

 

 

 

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1