LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
Croquetas
Croquetas de todo
El bacalo
El pastel del pastor
Arroz con conejo
Lentejas
Garbanzos con salmon
Tallarines sepia
Fideuá de sepia
Sobrantes del cocido
Ropa vieja
Consomé/sopa
Jamón glaseado
Bacalao con tomate
Merluza  en s. verde
Spaghetti/chipirones
Spaghetti vizcaína
Rustidera de sardina
Cerdo agridulce
Lentejas & alcachofa
Albóndigas con setas
Ravioli/salsa setas
Croquetas de boletus
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

 

Sobrantes del cocido

 



 

Las "recetas de sobras" como su nombre indica aquellas cuya finalidad es aprovechar restos de otros platos; en casa de unos amigos, las llamaban "platos de ya te vi", y su verdadero mérito sería no poder identificarlos con el producto ya cocinado. Para mí, hay pocas comidas que hagan tan buenas sobras como "el cocido madrileño" con su deliciosa "ropa vieja" o las "patatas rellenas"; en realidad, manjares de cinco tenedores. El cocido es uno de esos platos de los que se aprovecha todo, y de forma muy variada. Cuando yo hago cocido madrileño, el primer día comemos la sopa del cocido, y un segundo plato que se compone de la carne, el pollo, el jamón veteado con el tocino, el chorizo y la morcilla, el tuétano machacado con la patata hervida y las zanahorias, y una verdura que suele ser repollo, cardos o apio, sin olvidar los garbanzos y, por supuesto, una buena salsa de tomate como aderezo. De los distintos restos posibles, suelo utilizar la carne o para un "pastel de pastor", o unas patatas rellenas, o unas croquetas de cocido o la archifamosísima "ropa vieja"; de las verduras sobrantes, si todavía queda algo, preparo un puré ligero y delicioso para una noche invernal; y el caldo de puchero lo clarifico con las cáscaras de los huevos para conseguir un consomé transparente, que acompañado de unos picatostes  (o "croutons" si quieres emular las recetas de la revista gastronómica "La Cuisiniere Cordon Bleu" del siglo pasado) o de menudillos. En total, por el coste de 20 euros, preparas comida para toda la semana, que nadie se atrevería a asociar con el magnífico cocido que en mi casa se ponía todos los miércoles.

 

 

 

 

 

 

Sin duda, el ejemplo más palpable de la cocina de sobras son las croquetas, croquetas de cualquier sobrante, plato exquisito donde los haya, que nos traslada a nuestra infancia y sus momentos felices. Mis hijos dicen que yo hago croquetas hasta de las croquetas.


Así que me pongo  a hacer platos de sobrantes de cocido, que estarán en las siguientes secciones


1. Consomé. RECETAS VINTAGE.


2. Sopa de fideos o tapioca.  RECETAS VINTAGE.


3. Ropa vieja. RECETAS VINTAGE.

 

4. Patatas rellenas. RECETAS VINTAGE.


4. Croquetas. RECETAS DE CRISIS. 


5. El pastel del pastor. RECETAS DE CRISIS: 


6. Caldo gallego de verano. RECETAS DE CRISIS ("caldo gallego)"



 

 

 

 

 

 


 

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1