LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Consomé
Sopa de fideos
C. apio y lentejas
C. calabacín/guisan
Crema calabaza/coco
Sopa andaluza
C. brócoli/jengibre
Gazpacho de sandia
Gazpacho manzana
Gazpacho andaluz
Salmorejo cordobés
Ajoblanco
C puerro/apio/pistac
Consomé/sopa cocido
C. cabaza/manzanas
C.apio,manzana/puerr
C. lombarda/ manzana
Vichyssoise
Minestrone
Sopa para enfermos 1
Sopa para enfermos 2
Crema enfermos 3
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

 

 

Sopa de fideos   

 

 

La sopa de fideos es otra de las grandes recetas de la cocina española. Como el consomé podéis clarificarla o dejarla tal cual  (para clarificarla, tendréis que proceder al mismo método que utilizamos para el consomé e ir a este enlace). Sin embargo, el problema que se nos presenta con esta sopa, que es aparentamente pan mojado,  es que necesitamos un bien caldo, o peor todavía un buen cocido de base, y ya no están los tiempos para eso.


Yo he conseguido un caldo razonablemente aceptable con pocos ingredientes y poca cocción ya que lo hago en la olla apresión.

 

A mí me encanta el fideo de cabello que es el más fino y apenas tiene cocción.  De hecho lo echáis con el caldo hirviendo y apagías el fuego y ese calor será suficiente para su cocción.

 

 

 

 

 

 

Pero también suelo hacer mucho  la sopa  de sémola porque me recuerda a  mi niñez y ya casi nadie se acuerda de ella. Tiene un grano diminuto que se convierte en transparente y su apariencia es muy bonita.


 

 

 

 

 

 

Otra variante es la tradicional sopa de picadillo que suele llevar los menudillos del consomé y el huevo cocido, y es muy típica de toda Andalucía. 

 

Cualquiera que elijas con la base de un buen caldo de cocido será una exquisitez.

 

Es curioso cómo cambian los gustos. Yo odiaba la sopa de fideos a no ser que fuera de fideo gordísimo y estuviera muy espesa. Mi abuela, que como ya mencioné anteriormente, nos daba todos los caprichos porque decía que ya la vida se encargaría de darnos una buena ración de lo que no nos gustara, solía hacerme una sopa en que era posible clavar la cuchara. Ahora, por el contrario, aprecio el caldo sobre todo, y una sopa de fideos de cabello o de sémola me parece algo tan casero y entrañable que la cambiaría por pocas cosas. 


 


 

 BON APPÉTIT AND GOOD LUCK!!!!!!!!

 

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1