LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
Mis recetas
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Normas del risotto
Risotto funghi porci
Risotto de bacalo
R. navajas (Navidad)
Bollería y galletas
Helados
Confituras
Cocina para regalos
Foro
Contacto

 

 

Spaghetti de calabacín 

 

 

Cuando hice los "spaghetti a la pomadora toscana", me sobró mucha salsa pomadora (de tomate, apio, zanahorias y albahaca), y decidí aprovecharla para elaborar unos spaghettis, que hace tiempo tenía en mente, y cuya idea es hacer la pasta con el propio calabacín cortado -la había visto en alguna página web italiana, aunque la salsa no tenía nada que ver con la mía-. La idea de utilizar otros productos que funcionen como la pasta ya la he utilizado anteriormente con una sepia que estaba cortada a la manera de tallarines y figuraban como tal, y salió un plato riquísimo.

 

 

Ingredientes:

 

 

 

 

Cantidades todas opcionales; este plato es como para dos personas:

3 calabacines

 

salsa pomadora  a la toscana 

medio dl. de aceite para freír los calabacines

 

Elaboración:

 

1. Cortar los calabacines en tiras como de juliana. Utilizar la piel pues es siempre lo que le da el sabor a los calabacines. Si queréis hacer las tiras más gruesas podéis hacer tallarines:


 

 


2. Calentáis el aceite y pasáis el calabacín con  el fuego bien caliente por no más de dos minutos,  y luego lo dejáis como unos 10 minutos  a fuego bajo. Es importante que el calabacín no quede muy melosos. 

 

 


3.  Pasado ese tiempo, apagáis el fuego y los tapáis, y así os quedarán cocidos pero un poco al dente:


 

 


 

4. Finalmente y cuando lo vais a servir, podéis o bien echar la salsa en la sartén y darle unas vueltas para que se caliente bien, o bien echar la salsa bien caliente en los platos de forma individual. Los servís con queso parmesano.

 

 

 


 

 



Ahí tenéis unos spaghettis sabrosísimos, que podéis combinar con cualquier otra salsa: bolognesa, carbonara o cualquiera de las italianas que acompañan la pasta. 

 

 

 

 

 

 

 

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1