LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
El bacalo
Bacalao con tomate
Merluza  en s. verde
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

 

 

Spaghetti negros con chipirones y judías verdes

 

 

Este plato que en sí no sería barato, resulta francamente económico haciéndolo con chipirones congelados, ese calamarcito pequeño que es más sabroso que el propio calamar. Yo compré una cajita de chipirones de Pesacanova de unos 250 gr., que además vienen limpios, y los hice muy rápido, sin olvidar de echar en la salsa un sobre de la tinta del calamar y unas judías,  Ya sabéis por mi gusto por el maridaje del pescado con las verduras, porque parece que intensifican su equilibrio dietético; otra razón nada despreciable es lo barata que está esta verdura fresca, que viene limpia de hilos y vainas (unos me dicen que vienen de invernaderos de Almería y otros que de Marruecos); también las alcachofas irían muy bien con estos cefalópodos. En fin que el coste del plato fue nada y menos, y realmente estaban riquísimos y parecían frescos. A mí me encanta todo lo que lleve la tinta del calamar, creo que hace una salsa excelente para paellas, fideúas, risottos y todo tipo de pasta.

 

Durante años, he renegado del pescado congelado, quizá porque estaba acostumbrada al pescado fresco del Cantábrico, pero como en la vida hay que adaptarse a todo, y ya sabéis mi gusto por, en algunas circunstancias, "ponerme  a economía de guerra", me aficioné a determinados congelados. La verdad es que prefiero comprar congelado a un pescado que no esté "vivo", y tengo muy buen ojo para detectar que me dice "el del ojo del pescado" sobre su frescura. Sé que los congelados hay que prepararlos con una salsa más suculenta que si usamos pescado fresc, y es también importante sabe qué no todos los congelados son iguales y hay, como en botica, calidades y  calidades.

 


Y por supuesto, es imprescindible descongelarlo debidamente. Ya he repetido varias veces que el microondas y el agua caliente son procesos nefastos. Yo lo dejo en la nevera, fuera del congelador, hasta que se va descongelando, y luego un rato en la cocina. Para un correcto proceso de descongelado, os remito a esta página web de Pescanova.

 

Esta receta la he incluido en la sección de crisis no sólo por su coste tan razonable sino por la rapidez con que se prepara un plato suculento que, acompañado de una una ensalada, puede hacer un excelente plato único. 

 

 

 

 

Ingredientes:

 

 

 

una caja de chipirones de 250 a 350 gr.,  troceados y limpios

100 0 200 g. de judías verdes, frescas o, si tenéis un resto de cocidas, os servirá igual.

200 ml. de vino y otros 100 ml. de agua, o de caldo con un cubito.

dos ajos grandes

azafrán

una bolsa de tinta de calamar (os la venden en cualquier pescadería)

aceite que cubra la sartén muy superficialmente

sal y pimienta

opcional: dos cucharadas de tomate frito; yo los encontré tan sabrosos que no se la eché , pero nunca está de más. El tomate y los calamares en su tinta siempre son una magnífica combinación.

En cuanto  ala cantidad de spaghettis se aconseja unos 100 o 125 gr. por persona. Esta receta es como para dos o tres personas. Podéis doblar los chipirones o echar más judías verdes.


Elaboración:

 

1. Pones la  sartén con el aceite a calentar y cuando está bien caliente, echas los chipirones. Si el aceite no está muy caliente, echarán mucha agua y se cocerán en lugar de freírse y estarán menos sabrosos. 

 

 

 

2. Les das una vuelta y les agregar el ajo laminado y a cocer unos 10 minutos.  

 

 

 3. A los 10 o 15 minutos (estos chipirones son muy blandos) les añadirás una buen rama de perejil y las judias; enseguida el sobre de la tinta, que disolveré en los 100 ml. de agua:

 

 

  

 

4. Bien revuelto todo, ahora va los 200 ml. de vino blanco:

 

 

 

5. Finalmente, deberan cocer otros 10 o 15 minutos ya que las judías ya están cocida; si fueran frescas las cortáis verticalmente y en 15 minutos ya estarán; tendréis entonces una salsa bien compacta que ya podréis verter en los spaghettis:  

 

 

 

 

6. Cueces los spaghettis negros con agua y sal, y el tiempo de cocción dependeré de cómo al dente os gusten; yo los tengo unos 10 o 15 minutos según la dureza de la pasta (la negra es un poco más dura).  En este caso no eran más que para dos personas por eso la cacerola no era muy grande; pero la pasta necesita mucha agua. 

 

 

 

 

7. Escurres la pasta y ya puedes servirlos. No olvidéis que los comensales tienen que esperar a la pasta y no viceversa:

 

 

 

 Y aquí tenéis en estupendo plato de pasta con sus chirones y judias en salsa negra: todo una comida de lujo. 

 

BON APPÉTIT AND GOOD LUCK!!!!!!!!

 

 

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1