LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
El bacalo
Bacalao con tomate
Merluza  en s. verde
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

 

Spaghetti a la salsa vizcaína (una receta de crisis)

 

 

Tengo por costumbre reciclar todo lo reciclable, y una manera muy útil, además de las socorridas croquetas, es aprovechar las sobras combinándolas con diferentes tipos de pasta; pero en muchas ocasiones, no las pongo en la web porque las hago de improviso para salir del paso; luego resultan platos estupendos y me arrepiento de no haberlos subido. Esto me acaba de pasar con la salsa vizcaína que he preparado para el bacalao, y de la que me sobró una media taza. Como ahora sólo estamos dos, decidí añadirle unas migas de bacalao, que son muy socorridas (las tengo siempre a mano, congeladas o secas), y echárselas  a la salsa con un puñado de judías, dos zanahorias y unos guisantes para cocerlas en la propia salsa durante un cuarto de hora; finalmente, cocí unos spaghettis y los aderecé con las sobras, que una amiga llama "los plato de ya te vi" (o para ser más fina Dèjá vú) que estaban irreconocibles; y disfrutamos de una deliciosos pasta italiana. 

 

 

  

 

 

Ingredientes: 

 

Si tenéis la filosofía de aprovechar y preparar otros platos con las sobras, pronto se os ocurrirán montones de fórmulas para reciclar. Por ejemplo, en esta receta la verdura que le añadís es para aumentar la salsa, y puede ser cualquiera que tengías en la nevera (pimientos, calabacín, berenjenas, acelgas, etc.); las migas del bacalao se pueden sustituir por carne (de cocido,  de un guiso sobrante, un cuarto de carne picado, pollo, etc.) o por un pescado (bonito en lata, mejillones, caballa, o incluso sardinas). Todo es aceptable porque la media taza de la salsa vizcaína hará milagros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 Elaboración: 

 

1. A las sobras de la salsa vizcaína le añadimos un puñado de judías verdes, dos zanahorias, y unos guisantes (en las cantidades que queráis) y  una taza de caldo de pescado, o un cubito. Una vez que esté 10 minutos hirviendo le añadís las migas de bacalao y lo dejáis cocer otros 5 a 8 minutos:

 

 

 

 

2. Cocéis los spaghettis el tiempo que tengáis costumbre porque cada persona tiene sus preferencias en cuanto a lo al dente o blandos que os gusten. Por último, no os olvidéis del queso rallado: y ahí tenéis un estupendo plato de pasta.

  

 

 

 

 

 

 

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1