LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
Postres
Natillas
Torta de almendra
Leche frita
Tarta de Mondoñedo
Pastisset boniato
Roscón de reyes
Lionesas crema
Lionesas trufa
Marron glacé
Tarta florentina
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

 

Tarta de zanahoria 

 

La tarta de zanahoria es sin duda una de mis favoritas y aunque no pertenece a los recuerdos de mi niñez, me resulta muy amistosa, hogareña y entrañable. Aprendí a prepararla hace relativamente poco tiempo, tres o cuatro años; cada vez que la tomaba me parecía más exquisita y pensaba que tenia que conseguir la receta, hasta un día me sorprendió Delia Smith, esa cocinera inglesa que tanto admiro, con una magnífica tarta de zanahoria y como todas sus recetas son absolutamente fiables, no me lo pensé dos veces, y desde aquella se ha considerado en mi casa una tarta esencial no sólo para Halloween sino para cualquier día invernal, que adoran para propios y extraños. Hay muchas recetas de tarta de zanahoria, desde las que muestran claramente la zanahoria triturada con un color naranja un tanto artificial, y un aspecto seco y triste, hasta la auténtica de origen irlandés, en la que la zanahoria desaparece totalmente del cake y sólo contemplamos un suculento y maravilloso pastel, con un aspecto oscuro que contrasta con el tono blanco de la cobertura exterior. No es fácil encontrar una buena tarta de zanahoria, y menos en España, pero si queréis disfrutar de un maravilloso té inglés con un trozo de este pastel, el sitio es una pequeña tea house en Madrid, llamada "Living in London" en la calle Santa Engracia, que la hace espectacular, aunque yo creo que la mía no desmerece en absoluto.

 

Parece que el pastel de zanahorias se  hacía ya en el medievo, debido a que el sabor dulce de las zanahorias sustituía al azúcar, y se servía en grandes banquetes; pero su origen primigenio parce que fue Irlanda. En Inglaterra se hizo muy popular en la Segunda Guerra Mundial debido a la carestía del azúcar y después de la guerra esta receta se exportó a Estados Unidos, en donde se popularizó enseguida y hoy en día está considerada entre los cinco pasteles nacionales más populares, incluso hay un día al año dedicado al "Pastel de Zanahoria".

 

 

 

 

 

Ingredientes:

 

Como varéis contiene montones de cosas, todas ellas muy sanas, que lo hacen un pastel realmente saludable.

 

 

 

 

-200 g. de harina leudante (o bizcochada)

-200 g. de zanahoria rallada

-175 g. de azúcar morena

-2 huevos grandes

-150 ml de aceite de oliva

-ralladura de una naranja

-100 g de pasas sultanas

-50 g de coco rallado

-50 g de nueces
-una cucharadita de bicarbonato de soda o de levadura "royal",

-dos cucharadas de "mixed spice" (un botecito que venden en el Reino Unido), que lleva  canela, nuez moscada y un poco de jengibre y se puede sustituir por una cucharadita de canela y otra  de nuez moscada

 


Almíbar para mojar el cake

-el zumo de dos o tres naranjas, con dos cucharadas

-75 g de azúcar moreno


Para cubrirlo:


-un tarrina de mascarpone (250 g)-

-una tarrina de queso fresco (tipo Quark, 250 g.), o la misma cantidad de requesón, o incluso yogurt griego bien espeso

-una cucharada bien llena de azúcar blanca

-una cucharadita de canela


Para decorarlo: unas nueces partidas

 

Advertencia sobre los ingredientes:

 

Los dos único ingredientes que pueden ser más difíciles de encontrar son el botecito de "mixed spices" (foto de abajo) que tendrías que comprar en una tienda inglesa pero es fácilmente sustituible por una cucharadita de canela y otra de nuez moscada. 

 

 

 

 

Y la harina "bizcochada", "bizcochona" o "leudante" que ya se encuentra en casi todos los sitios, y si no la encontráis, podéis añadirle a la harina normal un sobre o cucharada de levadura.

 

Elaboración:

 

Este pastel es muy fácil; la única dificultad es acordarse de ponerle todos los ingredientes que son bastantes. Para eso te recomiendo que cojas una lista y los vayas punteando conforme los vas echando.

 

1. Tuesta en el horno (170º) las nueces durante 8 minutos y las separas. Cuando estén frías  les quitas lo que puedas de la piel y las partes en trocitos: la mitad para echarle all cake y la otra mitad para decorarlo el pastel.

 

 

 

 

2. Colocas el azúcar, los huevos y el aceite en un cuenco y los bates durante 3 minutos. Comprueba que no queda azúcar sin disolver. A continuación, van  los demás ingredientes: naranja rallada, aceite girasol, zanahorias ralladas, pasas sultana, coco, nueces trituradas, harina tamizada con una cucharada de bicarbonato y una buena cucharada de lo que en Inglaterra se llama mixed spice" (y que podéis hacer con una cucharadita de canela y otra de nuez moscada).

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3. Tamizas el harina con el bicarbonato de soda, y luego añades las especias (canela y nuez moscada) y remueves toda la mezcla. Divides la masa y la pones en dos moldes pequeños (20 cm.)  o en uno más grande (24 0 26 cm) que luego cortarás horizontalmente. Cuécelo en el horno durante 30 minutos a 170º, si es el bizcocho grande lo cueces 40 minutos a 170º.

 

 

 

 

 

 4. Con la mezcla ya preparada, cubres el molde con papel de cera o papel de silicona para que no se pegue. 

 

 

 

5. Yo utilizo dos moldes de  20 cm. pero podéis hacerlo con un solo molde de  24 cm. o 26 cm. que os saldrá quizá más grande pero menos alto.

 

 

 

 

6. Cuando lo sacas los pinchas bien y le echas el zumo de naranja con el azúcar para calarlo bien, y lo tienes varias horas. Yo suelo dejarlo toda la noche.

 

 

 

 

 

 

 5. A continuación, preparas el líquido para calar el bizcocho: zumo de naranja y azúcar.

 

 

 

 

 

 6. Dejas el bizcocho en el mismo molde pero le das la vuelta y le repartes el líquido:

 

 

 

 

7. Una vez que ha permanecido empapado en el zumo, que has aligerado con dos cucharadas de agua y al tocarle debes notarlo bien húmedo y ya puedes montar la tarta, que pondrás en una fuente y la aplastaras un poco. Como ves, el bizcocho está muy humedecido.

 

 

 

 8. Ahora preparas la cobertura para rellenarlo, con el queso mascarpone y el queso fresco de tipo Quark o si prefieres usas requesón, o yogurt griego. Lo bates todo con unas varillas, puedes hacerlo con un batidor eléctrico pero no hace falta, le agregas el azúcar y lo dejas un tiempo en la nevera para que se espese un poco, o lo haces la noche anterior. Conviene que lo hagas cuando el bizcocho está empapándose. Es decir, este cake se hace en dos etapas: la primera para el bizcocho y el remojado, y la preparación del queso; y una segunda  a las varias hora s o al día siguiente, para montar la tarta.

 

 

 9.  A la mezcla de ambos quesos le agregas el azúcar y una cucharadita de canela. Esta es la apariencia de la cobertura, ya sacada de la nevera; está bastante compacta.

 

 

 

 

 10. Cubres generosamente la primera capa del bizcocho y luego le pones encima el otro bizcocho y todo debe ir bien tapado con la crema de queso.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

12. Finalmente, cubres todo el bizcocho con una capa espesa y salpicas las nueces en trocitos por encima y un poco de canela. ¡Qué bonito es este pastel y qué apetitoso!. Si calculas el precio es francamente barato para las porciones que sacas y lo maravilloso que resulta por dentro y por fuera. ¡Todo un hallazgo!

 

 


 

 

 

 

Happy Halloween!!!!!!!!!!!!




Continuar
Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1