LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
Postres
Natillas
Torta de almendra
Leche frita
Tarta de Mondoñedo
Pastisset boniato
Roscón de reyes
Lionesas crema
Lionesas trufa
Marron glacé
Tarta florentina
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

 

 

 

Tarta de queso y arándanos

 

Esta tarta la vi en el blog inglés de Donald Skehan y realmente me enamoré de su bella y simple apariencia; su presentación es la idónea para lo que los ingleses llaman un "garden party" ("fiesta en el jardín") en pleno verano. Yo no organizo "garden parties" pero da lo mismo, a lo mejor algún día tengo un hermoso jardín lleno de hortensias y guisantes de olor, y me da por mandar unas invitaciones preciosas para mi fiesta, y podré decir como la protagonista de la novela de Virginia Woolf, "Mrs Dalloway": "Esta tarde organizo una fiesta en el jardín".

 

 

 

 

 

 

 

 

Las cosas que no ocurren siempre se pueden imaginar, porque además esta tarta parece más un postre imaginario que real; no necesita cocción: va todo  en crudo, y los arándanos le dan un bonito toque de color que contrasta con el blanco marfil de la cobertura y, por último, no se endulza con azúcar sino con el cremoso chocolate blanco. Supongo que debo decir que se abstengan las personas con problemas de colesterol o que padezcan diabetes, para los demás (sobre todos los golosos) será una exquisitez, que podremos tomar una vez al año, en una ocasión especial.

 

  

 

Para los que no conocen el arándano les diré que es una fruta de pequeño tamaño y sabor agridulce y delicioso, que destaca por su versatilidad ya que se emplea tanto en postres como en salsas, reducciones y vinagretas, acompañando preferentemente a platos de caza y ave. Sobre otras bayas, tienen la ventaja de que no tienen semillas y no es necesario ni pelarlo ni cortarlo.

 

 

 

Esta es la receta de Donald Skehan está realmente riquísima; la próxima vez voy a probar a hacerla con sólo 250 gr. de chocolate; creo que saldrá lo mismo de bien; no lo hago porque sepa mucho a chocolate (su sabor es imperceptible con los quesos), sino por reducir las calorías. ¡Qué tontería, pensar ahora en las calorías de esta tarta! ¡Si sólo la comeremos una vez al año, o cuando estemos muy deprimidos, o para celebrar que se termina la crisis, o si estalla la tercera guerra mundial, que con lo que está pasando en el mundo tampoco parece tan alejada!

 

Como dirían los ingleses con sus tartas: Isn't it a beauty? ("¿No es una belleza?").

 

 

 

 

Ingredientes:

 

Es como para unos diez comensales.

 

 

 

-200 gr. "digestive" corrientes

-100 gr. mantequilla

-400 gr.chocolate blanco cortado en trocitos

-250 gr. queso fresco (tipo Quark)

-200 gr. nata para montar

-250 gr. queso mascarpone

-250 gr. arándanos,fresas, frambuesas o cualquier fruta del bosque

- un molde desmondable, antiadherente de 20 cm.

 


 

Elaboración: 
 


1. Mete las galletas en una bolsa de plástico y con el rodillo de la cocina las aplastas y machacas hasta que quedan como arena, las colocas en un bol y les echas la mantequilla derretida y caliente que tendrás preparada (la puedes derretir en el microondas). Esta manera de preparar la base de galletas es infalible, y con un gusto y textura estupendos.

 

 

 

2. Te quedará como si fuera arena de la playa, un poco húmeda (foto de abajo):

 

 

3. Vas colocando la mezcla en un molde, apretándola bien como si fuera arena de la playa; conviene que la dejes bien compacta:

 


4. Ahora vamos a preparar la crema de queso, volcando el mascarpone, el queso fresco y la nata en un bol, y removiendo bien; finalmente, irá el chocolate que lo tendrás derretido (al microondas o baño de María):

 


 


 

 

5. Agregas los arándanos (previamente lavados y bien secos), y deja unos cuantos para adornar la tarta:

 

 

6. Colocas la mezcla anterior sobre la galleta y con una cuchara la extiendes para que esté bien igualada.

 

 

7. Ya lista, va a la nevera durante unas 4 horas:

 

 

 

8. Pasado este tiempo, ya la pudes desmoldarla con cuidado, quitándole la parte de abajo del molde y colocándola en una fuente:

 

 

 

9. Y aquí tienes un trozo de tarta ya servido en el plato. Verás una capa de galleta y otra de la mezcla de los quesos con los arándonos dentro y la superficie irá decorada con arándanos.

 

 


 

 

BON APPÉTIT AND GOOD LUCK!!!!!!

 

 

 

 

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1