LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Recetas suntuosas
Tournedó Rossini
Roastbeef
Yorshire pudding
Risotto con vieiras
Solomillo plancha
Solomillo/champiñone
Solom/s. holandesa
Solomillo/champiñón
Solomillo primavera
Solomillo/champiñón
Solomillo Wellington
Pollo con gambas
Solomillo c./dátiles
Redondo/s. naranja
Chateaubriand/bearne
Lubina al horno
Rodaballo al horno
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

 

 

Yorshire Pudding:

 

 Es el complemento imprescindible del roastbeef.  El Yorkshire pudding es una especie de boladillo (o buñuelo cocido al horno). La tradición cuenta que unos cocineros del norte los idearon para aprovechar los jugos de la carne que goteaban de la carne asada, colocándola en la masa en un molde para aprovechar el riquísimo sabor. Se piensa que esta receta data de  1737, en donde se la califica como dripping pudding en la obra "The Whole Duty of a Woman". En 1747, aparece otra receta parecida  en "The Art of Cookery Made Plain and Easy" de Hannah Glasse, y ahora ya con el nombre de Yorkshire pudding. La basa es muy parecida  a la de los boladillos españoles, un poco más densos, y por razones desconocidas acompañan inexplicamente este asado. Esta receta es muy similar a la que elabora Delia Smith, aunque yo siempre cocino con aceite. No sé por que hay tant@s cocineros que encuentran esta receta imposible; yo la encuentro facilísma y me sale siempre muy bien. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ingredientes:

 

 

 



175 g. de harina


2 huevos


175 ml. de leche


175 ml. de agua


sal y pimienta


un cucharita de aceite por cada molde del pudding





Elaboración:


1. Batís los huevos bien:



 


2. Agregáis la harina a ser posible tamizada (pasada por un colador ) y mezcáis  bien. Inmediatamente vais agregando la leche y el agua, y finalmente la sal y la pimienta a gusto:


 



3. Esta es la natillita que obtenéis. Hay cocineros que la dejan reposar pero Delia no lo aconseja, y le pasa como a mí con las filloas que tampoco las dejo reposar:


 


4. El siguiente paso es el más importante. Tenéis que cubrir los moldes con una cucharita pequeña de aceite que cubra el fondo e inmediatamente irán  a un horno de 200º unos 10 minutos y el aceite debe salir muy caliente:




 



4. Entonces los vais rellenando hasta la mitad, el aceite chisporreará de lo caliente que estará:






5. Ahora volverán ya todos al horno y deberán cocer unos 15 o 20 minutos a 200º hasta que hayan subido y estén doraditos:


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1